AsiaComercioEuropa

Exportaciones rusas de petróleo caerán en 2023: Banco Mundial

El Banco Mundial espera que las exportaciones rusas de petróleo caigan en 2023 debido a las sanciones adicionales de la Unión Europea que comenzaron en diciembre de 2022 para el petróleo crudo y comenzarán en febrero de 2023 para los productos derivados del petróleo.

Sin embargo, es probable que la reducción global de las exportaciones rusas sea menor de lo previsto inicialmente, ya que el tope de precios del petróleo del G7 permitirá a los países que importan petróleo de Rusia seguir accediendo a los servicios de seguros de la Unión Europea y el Reino Unido, siempre que se adhieran al tope de precios.

Más allá de Rusia, la oferta de petróleo aumentará modestamente, principalmente desde Estados Unidos, mientras que la producción de la OPEP+ seguirá sujeta a su acuerdo de producción.

En cuanto al gas natural, se prevé que los precios medios anuales se moderen en 2023.

También el Banco Mundial pronostica que la demanda de gas natural disminuya en 2023 a medida que los hogares y los usuarios industriales reduzcan su consumo, mientras que el rápido crecimiento de la generación de energías renovables contribuirá a moderar la demanda de gas natural para la generación de electricidad.

No obstante, es posible que se produzcan nuevas subidas de precios. Se prevé que las exportaciones de Rusia sigan siendo significativamente más bajas que antes del inicio de la guerra en Ucrania.

Exportaciones rusas

Además, la competencia por el gas natural licuado (GNL) seguirá siendo intensa a escala mundial, ya que los países europeos siguen importando grandes volúmenes de GNL para sustituir las menores importaciones de Rusia.

Los precios del carbón bajarán desde niveles extremadamente elevados a medida que aumente la producción, especialmente en China y la India.

Mientras que el principal riesgo a la baja para las previsiones de precios de la energía es un crecimiento mundial más débil de lo esperado, el consumo de petróleo también podría disminuir como consecuencia de unas restricciones más persistentes en China relacionadas con la pandemia.

Los riesgos al alza están relacionados principalmente con factores de oferta. La producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos podría decepcionar, ya que los productores se centran en devolver efectivo a los accionistas en lugar de aumentar la producción.

La capacidad sobrante entre los miembros de la OPEP es mínima, y los miembros de la OPEP+ siguen produciendo muy por debajo del objetivo, en parte debido a los bajos niveles de inversión en nueva producción de los últimos años.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba