Exportaciones mexicanas a China baten récord

Las exportaciones mexicanas de productos a China rompieron récord en 2021, al cifrarse en 9,079 millones de dólares, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Después de caer 4% en 2019, estas exportaciones de México subieron 13% en 2020 y 17% en 2021, a tasas interanuales.

China es el mayor comercializador de productos del mundo: el primer exportador y el segundo importador, después de Estados Unidos.

En 2021, las importaciones chinas de mercancías totalizaron 2,439 millones de dólares, una aumento de 19% sobre 2020.

¿Qué le vendió México a China en 2021? En la cima se ubicaron los minerales de cobre y sus concentrados (3,352 millones de dólares), seguidos de autopartes (900 millones) y minerales de plomo y sus concentrados (833 millones).

Exportaciones mexicanas

China se ubicó como el tercer destino de las exportaciones mexicanas de bienes en el año pasado, por debajo de Estados Unidos y Canadá.

También México vendió a ese mercado automóviles por un valor de aduana de 346 millones de dólares, desperdicios y desechos de cobre por 234 millones, centrífugas por 171 millones y teléfonos por 163 millones.

Ahora los acontecimientos en China continúan dominando las perspectivas para Asia, especialmente para las economías emergentes de Asia, según las más recientes perspectivas del Fondo Monetario Internacional (FMI), de abril.

La combinación de variantes más transmisibles y la estricta estrategia cero-Covid en China ha llevado a reiteradas restricciones de movilidad y bloqueos localizados que, junto con una anémica recuperación del empleo urbano, han lastrado el consumo privado.

Desde la perspectiva del FMI, los cierres recientes en centros clave de fabricación y comercio como Shenzhen y Shanghái probablemente agravarán las interrupciones del suministro en otras partes de la región y más allá.

Además, el crecimiento de la inversión inmobiliaria se ha desacelerado significativamente.

También se espera que la demanda externa sea más débil a la luz de la guerra en Ucrania.

Para la región en términos más generales, los vínculos comerciales directos limitados con Rusia y Ucrania significan que los efectos indirectos se limitarán al canal de precios de las materias primas y a impactos indirectos a través de una demanda más débil de socios comerciales clave, como la zona del euro.

 

Salir de la versión móvil