América del NorteComercio
Trend

Exportaciones de productos de México a Estados Unidos suben 23.3%

Las exportaciones de productos de México a Estados Unidos subieron a una tasa interanual de 23.3% en septiembre, a 39,506 millones de dólares, informó el Departamento de Comercio (USDOC).

A la inversa, las importaciones mexicanas de productos desde Estados Unidos fueron de 27,915.7 millones de dólares, un avance de 22.5 por ciento.

Con ello, México registró un superávit comercial con su vecino del norte de 11,591.2 millones de dólares y se mantuvo como primer socio comercial de Estados Unidos, por segundo mes consecutivo.

Del total de importaciones de productos de Estados Unidos en septiembre, México abarcó 14.9% como origen, seguido de Canadá (14.7%) y China (13.6 por ciento).

De acuerdo con proyecciones de la aseguradora de crédito francesa Coface, las exportaciones de México (38% del PIB) deberían expandirse en 2022, a pesar de la desaceleración del crecimiento en Estados Unidos.

La Coface consideró que el buen comportamiento de las ventas al exterior se ve respaldado por la subida de los precios del petróleo (el crudo representa el 6% de las ventas totales) y por la hipótesis de un alivio gradual de las interrupciones de la cadena de suministro mundial, lo que beneficiaría notablemente a las exportaciones de automóviles (34% de las ventas totales), que se han visto afectadas.

Exportaciones de productos

La Coface no espera que el déficit por cuenta corriente de México varíe significativamente en 2022.

Según su pronóstico, el déficit comercial (0.8% del PIB en 2021) debería aumentar, ya que el crecimiento de las importaciones superará el aumento de las exportaciones de productos, debido a un mayor déficit comercial energético (1.9% del PIB).

Más concretamente, México es un importador neto de petróleo (las importaciones de combustible superan a las exportaciones de crudo) y este desequilibrio aumentará en 2022, como efecto secundario de la fuerte subida de los precios de las materias primas energéticas.

Por el contrario, añadió la Coface, el déficit de la cuenta de servicios (0.9% del PIB en 2021) debería reducirse ligeramente, impulsado por la mejora del superávit de viajes (gracias al levantamiento de las restricciones relacionadas con la Covid-19 y al mayor número de visitantes estadounidenses), que debería prevalecer sobre los mayores costes de los fletes.

Al mismo tiempo, los saldos primario y secundario deberían permanecer estables en líneas generales.

Mientras que la primera cuenta mantendrá un amplio déficit (2.6% del PIB, debido sobre todo a la repatriación de beneficios y dividendos por parte de las empresas extranjeras), el segundo superávit debería seguir siendo sólido gracias a las remesas, dijo la Coface.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba