Energía

Exportaciones de energía eléctrica de Canadá suman US$ 1,900 millones

Las exportaciones de energía eléctrica de Canadá a Estados Unidos cayeron 0.7% en 2020 frente al año anterior, a 1,909 millones de dólares.

Canadá se encuentra entre los principales países del mundo que dependen principalmente de la energía hidroeléctrica limpia.

Detrás de Alemania (3,300 millones de dólares) y Francia (2,200 millones), Canadá se ubicó como el tercer exportador de energía eléctrica del mundo.

Según Canada Energy Regulator (CER), la demanda de electricidad influye en el crecimiento y la combinación de los combustibles y las tecnologías que se utilizan para generar electricidad.

Canadá tiene un potencial considerable de recursos renovables que incluyen energía hidroeléctrica, eólica, de biomasa y solar.

Durante la última década, ha habido cambios significativos en la capacidad de electricidad canadiense y las tendencias de generación, y continúa evolucionando en las proyecciones actuales.

En la primera parte de la proyección, las energías renovables y el gas natural reemplazan la generación de carbón eliminada.

A más largo plazo, la caída de los costos conduce a un gran crecimiento de las energías renovables no hidroeléctricas, como la eólica y la solar.

Así, la proporción de generación renovable y nuclear aumenta de 81% actual a 90% en 2050.

Energía eléctrica

Con el máximo de sus exportaciones de energía eléctrica en 2008 (3,600 millones de dólares), Canadá ha registrado altibajos en este indicador, aunque con una tendencia descendente en los últimos tres años, en dólares y a tasas interanuales.

En 2019, la composición de la generación eléctrica fue hidroeléctrica 59%, nuclear 15%, carbón 14%, gas natural 6.6% y renovables eólica 5.1% y solar 0.4 por ciento.

Otras fuentes como geotermia, maremotos, etc. contribuyeron con menos del 0.2 por ciento.

La generación de energía a base de carbón se ha eliminado en Ontario y Quebec.

Los sistemas de Columbia Británica, Manitoba, Terranova y Labrador, Isla del Príncipe Eduardo y Yukón dependen de la energía hidroeléctrica para entre el 89 y 95% de la generación de energía.

En tanto, Alberta y Saskatchewan son las únicas provincias que dependen principalmente de combustibles fósiles (más de 83% de la generación).

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba