Comercio

Evaluación de la industria automotriz de América del Norte

La Representación Comercial de Estados Unidos (USTR) destacó que el T-MEC ha tenido un “impacto económico significativamente positivo” en la industria automotriz de América del Norte.Su conclusión es que los fabricantes de automóviles y los proveedores de piezas han invertido miles de millones de dólares en nueva producción norteamericana.Recientemente, la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC) estimó que las reglas de origen de la industria automotriz de América del Norte han tenido un impacto positivo en el empleo, los salarios, los gastos de capital, la producción y los beneficios de Estados UnidosSin embargo, la USTR acotó que la industria automotriz norteamericana y las reglas de origen del T-MEC siguen evolucionando: la industria automotriz está pivotando hacia los vehículos eléctricos y otros vehículos de energía limpia y las reglas de origen del T-MEC aún no están plenamente en vigor para todos los fabricantes de automóviles a cuenta de los Regímenes de Transición Alternativos (RTA). 

Industria automotriz de América del Norte

Aunque algunos fabricantes de automóviles están tomando medidas ahora para prepararse para la plena aplicación de las reglas de origen cuando los RTA expiren a partir de julio de 2025, los fabricantes de automóviles también han expresado su preocupación de que la falta prevista de baterías de vehículos eléctricos cualificados en 2025 y en adelante hará que sea difícil para los vehículos eléctricos cumplir con las reglas de origenAl mismo tiempo, otras partes interesadas han sugerido modificaciones a las reglas de origen para reflejar mejor las tecnologías cambiantes en los vehículos eléctricos y los vehículos comerciales y para incentivar la producción norteamericana de esos nuevos componentes y tecnologías. 

Transparencia

Según la USTR, las partes interesadas siguen expresando su preocupación por la falta de transparencia e información sobre la aplicación y el cumplimiento de las normas de origen. Por ejemplo, a los trabajadores les sigue preocupando la falta de transparencia sobre la aplicación de los RTA y el cumplimiento de los requisitos de Valor de Contenido Regional y Valor de Contenido Laboral, lo que dificulta la evaluación de la eficacia general de las reglas de origen. Además, los proveedores señalan su preocupación por la carga administrativa que supone demostrar el cumplimiento de las normas.