Global

Europa y América Latina se conectarán con banda ancha en 2020

El cable submarino de fibra óptica entre América Latina y Europa está programado para entrar en operación en 2020. En consecuencia, proporcionará una conectividad de banda ancha de alta velocidad que se espera impulse aún más los intercambios económicos y científicos.

Inicialmente, en agosto de 2018, el consorcio BELLA (Building Europe Link to Latin America), cuyo principal inversor es la Comisión Europea, firmó un acuerdo de contrato con EllaLink, un consorcio privado, para lanzar el despliegue del cable submarino.

El proyecto forma parte de la asociación entre las dos regiones para la prosperidad, lo que incluye acciones para ayudar a la región a abordar “desafíos macroeconómicos persistentes” y para diversificar y modernizar sus economías, adaptándolas a la globalización y haciéndolas más sostenibles.

Esto implica reducir las desigualdades, crear “empleos decentes” y promover una transición hacia una economía verde.

Otras medidas para avanzar en innovación y digitalización y cooperación en nuevas tecnologías, incluye la cooperación en la alineación regulatoria, el desarrollo de inteligencia artificial, la inversión en infraestructura de datos de alta velocidad y el uso del Sistema Europeo de Navegación por Satélite Global y el programa de observación de la tierra Copernicus.

Banda ancha y otras iniciativas

El Mercado Único Digital de la Unión Europea podría proporcionar un modelo para un mercado único digital en América Latina y el Caribe, estimulando la cooperación en áreas como la ciberseguridad y la gobernanza de internet, el gobierno electrónico, el comercio electrónico y los pagos transfronterizos.

También destaca la importancia de la convergencia entre las dos regiones en lo que respecta a la protección de datos personales para facilitar aún más los flujos de datos.

Proyecto interoceánico

Desde 2015, una amplia gama de organizaciones públicas y privadas en ambos lados del Atlántico han dado vida a al ambicioso proyecto del cable submarino a gran escala en colaboración con EllaLink (anteriormente conocida como EULALINK Joint Venture).

La Comisión Europea está invirtiendo alrededor de 26,5 millones de euros junto con el grupo de actores públicos que forman el consorcio BELLA, con dos objetivos:

Garantizar una sección dedicada del nuevo cable para vincular las redes de investigación y educación de Europa y América Latina, con 10 millones de euros de financiación bajo el programa Horizonte 2020 de la Dirección General de Redes de Comunicación, Contenido y Tecnología (DG CONNECT) y 8.5 millones de euros de financiación de la Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y PYME (DG GROW) en el marco del programa Copernicus.

Ampliar la alta capacidad a las redes de investigación académica en América Latina, con un financiamiento de 8 millones de euros bajo el Instrumento regional de Cooperación al Desarrollo de la Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo (DG DEVCO).

El consorcio BELLA está compuesto por 11 redes de investigación y educación europeas y latinoamericanas de Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Francia, Alemania, Italia, Portugal y España, junto con las redes regionales RedCLARA, la red latinoamericana de investigación y educación, y GÉANT, la red paneuropea de investigación y educación.

Se ha establecido para aprovechar al máximo el futuro enlace de alta capacidad y extenderlo a otras redes académicas en América Latina, asegurando el acceso equitativo para la academia y las organizaciones sin fines de lucro en la región.

 

pleca

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba