Aéreo

EU y UE pactan acuerdo sobre fabricantes de aviones Airbus y Boeing

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) pactaron un acuerdo para suspender durante cinco años los aranceles impuestos entre sí en represalia por los subsidios otorgados a los fabricantes de aviones Airbus y Boeing.

Ambas se han acusado mutuamente de proporcionar subsidios directos o indirectos a sus respectivas industrias de aeronaves civiles nacionales, ejemplificadas por Boeing y Airbus.

Después de décadas de intensas negociaciones, ambas partes recurrieron al sistema de solución de diferencias de la OMC en 2005.

En 2018 y 2019, después de múltiples fases de procedimientos, el Órgano de Apelación (OA) de la OMC emitió decisiones finales que confirman resoluciones anteriores que la UE y Estados Unidos no habían cumplido con las normas de la OMC al respaldar a Airbus y Boeing, respectivamente.

En respuesta, después de recibir la autorización de la OMC para tomar represalias, Estados Unidos impuso aranceles adicionales sobre importaciones estadounidenses de la UE por valor de 7,500 millones de dólares (desde octubre de 2019), mientras que la UE impuso aranceles adicionales sobre importaciones de la UE por valor de 4,000 millones de dólares procedentes de Estados Unidos (desde noviembre de 2020).

Desde entonces, ambas partes han impugnado las acciones arancelarias de la otra y expresaron su deseo de buscar una solución negociada a la disputa.

Fabricantes de aviones

La disputa se trató en una cumbre entre Estados Unidos y la UE en Bruselas esta semana, y ambas partes esperan una resolución permanente después de que, junto con Reino Unido, pusieron los aranceles en suspenso durante cuatro meses a principios de este año.

En un comunicado, la Unión Europea dijo que las dos partes colaborarán para analizar y abordar conjuntamente las prácticas ajenas al mercado de terceros que puedan dañar nuestros grandes sectores de aeronaves civiles.

Compromisos

En virtud del Entendimiento sobre un marco de cooperación para los fabricantes de aviones civiles, las dos partes expresaron su intención de:

  • Establecer un Grupo de Trabajo sobre Grandes Aeronaves Civiles dirigido por el respectivo Ministro de Comercio de cada parte.
  • Proporcionar financiación a los grandes fabricantes de aviones civiles en condiciones de mercado.
  • Proporcionar financiación para I + D a través de un proceso abierto y transparente y hacer que los resultados de la I + D financiada íntegramente por el gobierno estén ampliamente disponibles, en la medida en que lo permita la ley.
  • No proporcionar financiación de I + D, así como apoyo específico (como exenciones fiscales específicas), a sus propios productores que perjudicarían a la otra parte.
  • Colaborar para abordar las prácticas ajenas al mercado de terceros que puedan dañar sus respectivas grandes industrias de aeronaves civiles.
  • Continuar suspendiendo la aplicación de sus contramedidas, por un período de cinco años, evitando miles de millones de euros en aranceles para los importadores de ambos lados del Atlántico.

Tras las decisiones de la OMC, tanto Estados Unidos (en octubre de 2019) como la UE (en noviembre de 2020) impusieron aranceles punitivos a las exportaciones de cada uno, afectando en total un valor de 11,500 millones de dólares de comercio entre las dos partes.

Como resultado, las empresas de la UE y Estados Unidos han tenido que pagar más de 3,300 millones de dólares en aranceles.

 

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: