América del NorteComercio

Estados Unidos se aferra a mantener cláusula sunset en el TLCAN

pleca

Estados Unidos se ha aferrado a mantener la cláusula sunset en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), lo cual fue cuestionado este miércoles por Canadá.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, informó que Canadá se opone a la propuesta estadounidense de introducir una cláusula que permita a uno de los tres miembros del TLCAN renunciar al pacto después de cinco años.

Freeland, quien mantiene negociaciones con sus contrapartes de Estados Unidos y México en Washington, DC, dijo a los reporteros que tiene dos problemas con esta petición estadounidense.

En primer término, implicaría un elemento de incertidumbre sobre el contenido y la permanencia del tratado comercial. En segundo, el TLCAN ya dispone de una cláusula que permite a las naciones salirse del mismo.

“La posición de Canadá respecto de la cláusula de extinción no ha cambiado”, dijo Freeland, antes de sostener un nuevo encuentro con Robert Lighthizer, representante comercial de la Casa Blanca. “Nuestra opinión es que esto es absolutamente innecesario”, añadió.

En noviembre pasado, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, planteó como ideal que el Comisariado del TLCAN hubiera definido una metodología para evaluar periódicamente los impactos de este acuerdo comercial en los últimos 23 años que lleva en vigor, para mostrar cómo avanza la apertura.

“Si estamos en esta circunstancia, con una administración en Washington (sic), es porque de alguna manera dejamos pasar años sin hacer un alto en el camino y decir: la cosas van bien, vamos a reafirmar lo que hemos hecho, vamos a demostrar cómo esto ha impactado favorablemente.

“Dejamos acumular una serie de mentiras o verdades a medias y, de alguna manera, hoy estamos enfrentando las consecuencias de no hacer un trabajo bien hecho de evaluaciones con cierta periodicidad específica”, dijo en funcionario en aquella ocasión.

Actualmente, el Artículo 2001 establece la Comisión de Libre Comercio, principal institución del TLCAN, integrada por representantes de cada Parte a nivel de Secretaría de Estado.

La Comisión supervisa la implementación del tratado, la labor de los comités y grupos de trabajo y demás órganos del TLCAN. Asimismo, contribuye a la solución de controversias que pudiesen surgir respecto a la interpretación o aplicación del tratado. Se reúne por lo menos una vez al año en sesión ordinaria, toma sus decisiones por consenso y establece sus propias reglas y procedimientos.

La Comisión tiene la facultad de establecer y delegar responsabilidades a comités ad hoc o permanentes, grupos de trabajo y de expertos; solicitar la asesoría de personas o de grupos sin vinculación gubernamental; y adoptar cualquier otra acción para el ejercicio de sus funciones, según acuerden las Partes.

En el TLCAN vigente, el artículo 2205 ofrece la posibilidad de que una parte contratante deje de serlo previa notificación con seis meses de anticipación. Ningún tratado de libre comercio actual obliga a cumplir recomendaciones originadas por los exámenes al mismo cada cierto periodo de tiempo.

Durante la cuarta ronda, el gobierno estadounidense propuso incluir la cláusula sunset en el sentido de que el TLCAN se terminaría automáticamente cada quinquenio, a menos que los tres países acordaran antes renovarlo.

Luego, en la sexta ronda de negociaciones, Canadá comunicó oficialmente que aprobaba la propuesta de México de establecer la cláusula sunset, pero sin muerte súbita.

Durante los meses siguientes, Lighthizer no hizo ninguna alusión a la contrapropuesta de México, lo que fue interpretado como una cierta aceptación o, por lo menos, que Estados Unidos analizaba los planteamientos puestos sobre la mesa.

Las revisiones quinquenales se aplican para un muy reducido grupo de productos, como por ejemplo el azúcar y el tomate mexicanos exportados al mercado estadounidense; pero generalizar el principio de la cláusula sunset para más de 12,000 clasificaciones de productos fue calificado como insostenible por Francisco de Rosenzweig, socio de la firma White & Case.

Varios empresarios mexicanos consultados opinaron que la cláusula de rescisión conlleva una alta dosis de incertidumbre, puesto que, por ejemplo, estaría afectada por cuestiones políticas si la revisión coincide con un proceso electoral.

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: