Industria

Estados Unidos pierde panel sobre reglas de origen en industria automotriz

Estados Unidos perdió un panel de solución de controversias sobre reglas de origen en la industria automotriz en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El Panel, constituido conforme al T-MEC, dio a conocer este miércoles el Informe Final de la controversia Estados Unidos-Reglas de Origen en el Sector Automotriz (USA-MEX-2022-31-01).

El Panel determinó que el T-MEC permite a los fabricantes de vehículos considerar a las partes esenciales de un vehículo terminado (motor, transmisión, carrocería, etc.) como originarias, una vez que, por separado, dichas autopartes hayan cumplido con el porcentaje mínimo de contenido regional (75%), utilizando las metodologías alternativas que el mismo tratado establece.

“En los próximos días, México iniciará un proceso de diálogo y cooperación con sus socios comerciales para la atención del Informe Final”, dijo la Secretaría de Economía en un comunicado de prensa.

Reglas de origen

Antes, En el marco del T-MEC, el 6 de enero de 2022, México presentó una solicitud para el establecimiento de un panel de solución de controversias relacionado con las reglas de origen en la industria automotriz, argumentando que Estados Unidos las aplica e interpreta en forma más estricta. Luego Canadá se sumó a la misma solicitud.

Autos Drive America consideró que la “reinterpretación unilateral” de la anterior administración (del presidente Donald Trump) “trastocó gravemente” los planes de inversión de las empresas automotrices, y que ello tendrá el efecto no deseado de “desviar los limitados recursos de inversión de áreas críticas como la investigación y el desarrollo de vehículos eléctricos y vehículos autónomos”.

Para cuando se dio esa reinterpretación, añadió la organización “a nombre” de sus 11 empresas integrantes, los fabricantes de automóviles ya habían desarrollado y empezado a aplicar amplios planes para modificar sus operaciones, cambiar sus cadenas de suministro e identificar nuevos proveedores para cumplir las nuevas normas.

Las 11 empresas son: BMW, Honda, Hyundai, Kia, Mazda, Mercedes-Benz, Mitsubishi, Nissan, Subaru, Toyota y Volkswagen.

Esto incluía el compromiso de miles de millones de dólares en nuevas inversiones en Estados Unidos y el resto de la región, inversiones que se traducirán en miles de millones de dólares en nuevas piezas suministradas en la región anualmente, miles de nuevos puestos de trabajo en Estados Unidos y la ampliación de la investigación y el desarrollo.

Esas inversiones garantizarán que los vehículos más avanzados del mundo -incluidos los vehículos eléctricos y los vehículos autónomos- se fabriquen en América del Norte con el mayor nivel de contenido de valor regional de los vehículos construidos frente a cualquier parte del mundo.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba