Industria

Estados Unidos opera 44 plantas de ensamblaje de vehículos de pasajeros

Actualmente hay 44 plantas de ensamblaje de vehículos de pasajeros ubicadas en Estados Unidos, de las cuales 25 son operadas por Ford, General Motors y Stellantis.

De acuerdo con American Automotive Policy Council (AAPC), se necesitan unos 2,000 millones de dólares de inversión de capital inicial para construir una sola planta de montaje de automóviles nueva (es decir, terreno, edificio, herramientas y equipos) para un modelo de vehículo, y decenas de millones de dólares cada año para mantener estas instalaciones en buen estado.

Además, los fabricantes de automóviles estadounidenses -Ford, GM y Stellantis- operan numerosas plantas de fabricación de motores, transmisiones y baterías para vehículos eléctricos que también requieren importantes inversiones iniciales y millones de dólares anuales para su mantenimiento.

La gran mayoría de las inversiones realizadas en este sector se hacen pensando en décadas de producción.

Tanto el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) como el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) establecieron un entorno político en gran medida predecible y estable, un requisito previo para las nuevas inversiones de capital y para mantener la competitividad de Estados Unidos.

El AAPC considera que la construcción de una planta multimillonaria para el ensamblaje de vehículos, la fabricación de motores, transmisiones o paquetes de baterías de vehículos eléctricos para servir a la región de América del Norte es mucho más fácil de justificar que para un solo mercado estadounidense.

Plantas de ensamblaje

Desde la firma del T-MEC, los fabricantes de automóviles estadounidenses han anunciado una inversión acumulada de 25,000 millones de dólares en nuevas instalaciones en Estados Unidos.

Y de esa cantidad, más de 80% se ha realizado en apoyo de la transición a los vehículos eléctricos.

Estas inversiones representan un compromiso firme por parte de los American Automakers para ampliar su mano de obra en Estados Unidos y cumplir plenamente con el entendimiento acordado de las normas del T-MEC, tal y como se negociaron y firmaron en noviembre de 2018.

Además, según el AAPC, los tres fabricantes de automóviles estadounidenses se encuentran entre los mayores inversores en investigación y desarrollo (I+D) en los Estados Unidos, que asciende a un total acumulado de entre 10,000 y 12,000 millones de dólares anuales.

La gran mayoría de esa cantidad se gasta ahora en tecnologías relacionadas con los vehículos eléctricos y los vehículos autónomos.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba