Home 15 Energía 15 Repsol: el petróleo seguirá siendo la fuente energética más utilizada en 2040
Foto: Repsol. A corto plazo, de acuerdo con la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el balance oferta-demanda de petróleo estaría determinado principalmente por el acuerdo de recorte de producción de la OPEP y algunos países no-OPEP.

Repsol: el petróleo seguirá siendo la fuente energética más utilizada en 2040

pleca

A escala mundial, los hidrocarburos aportan más de la mitad de la energía primaria consumida. En particular, 31% del consumo energético primario global proviene del petróleo, siendo así la fuente energética más utilizada.

Durante los próximos años, no se esperan grandes cambios. Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), en su escenario base del World Energy Outlook de 2016, el petróleo registrará una contracción de 5 puntos porcentuales en la matriz energética de 2040 respecto a 2014. Por su parte, el gas natural alcanzará una participación del 24% sobre una demanda energética total estimada en 17,934 millones de toneladas equivalentes de petróleo.

De esa forma, destacó Repsol, el petróleo continuará siendo la fuente energética más utilizada en 2040.

A corto plazo, de acuerdo con la AIE, el balance oferta-demanda de petróleo estaría determinado principalmente por el acuerdo de recorte de producción de la OPEP y algunos países no-OPEP.

Por el lado de la no-OPEP, la AIE espera una ligera recuperación de su producción para 2017 de cerca de 220,000 barriles diarios, los cuales se concentrarían casi en su totalidad en Brasil, Canadá y los países de la antigua Unión Soviética. Por el lado de la OPEP, el mercado estará muy pendiente del grado de cumplimiento de los compromisos de recorte de producción, lo que tendrá un efecto directo en las cotizaciones del precio del crudo.

Por su parte, el aumento de la demanda seguiría impulsado por los países no-OCDE, situándose el crecimiento esperado para 2017 en los 1,34 millones de barriles diarios; mientras que en los países OCDE la variación será casi nula. Este escenario implica un aumento de 0.9 millones de barriles diarios en las necesidades de crudo OPEP y variaciones de inventarios para 2017 hasta los 33.6 millones de barriles diarios, por lo que el acuerdo alcanzado por los países exportadores de petróleo en noviembre de 2016 para reducir su producción, supondría un mercado en déficit para 2017, que ayudaría a reducir los altos niveles de inventarios acumulados en los dos años anteriores.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: