Energía

Energía nuclear y la invasión de Rusia a Ucrania

La empresa Uranium Energy destaca que se ha producido un nuevo y vibrante interés por la energía nuclear a medida que más países se dan cuenta de que es indispensable para descarbonizar el mundo, estabilizar las redes eléctricas y complementar las fuentes de energía intermitentes.

También, agrega la compañía, el elevado interés por la energía nuclear ha sido uno de los resultados de la invasión rusa de Ucrania, ya que Rusia ha cortado el suministro de gas a Europa Occidental.

La falta de fuentes de energía alternativas ha puesto de manifiesto los riesgos para la seguridad nacional de estos países como consecuencia de su excesiva dependencia de Rusia, y la energía nuclear autóctona está demostrando ser una buena opción para mitigar esa amenaza.

Desde la perspectiva de Uranium Energy, el actual parque mundial de centrales nucleares en funcionamiento, además del crecimiento global de los nuevos reactores en construcción y los previstos, es testimonio de la confianza en la energía nuclear para proporcionar electricidad segura, altamente fiable, económica y libre de carbono como parte de una combinación global de suministro energético.

Energía nuclear

El Acuerdo de París es un tratado internacional jurídicamente vinculante sobre el cambio climático que se adoptó por 196 partes en París el 15 de diciembre de 2015 y que entró en vigor el 6 de noviembre de 2016.

Desde entonces, la comunidad mundial se ha embarcado en un viaje desafiante pero necesario para descarbonizar el mix energético mundial con el fin de limitar el calentamiento global muy por debajo de un escenario de dos grados en comparación con los niveles preindustriales.

El Acuerdo de París reafirma que los países desarrollados deben liderar la ayuda financiera a los países menos dotados y más vulnerables, al tiempo que, por primera vez, también se fomentan las contribuciones voluntarias de otras partes. La financiación del clima es necesaria para la mitigación, ya que se requieren inversiones a gran escala para reducir significativamente las emisiones.

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), para alcanzar los objetivos globales de cero emisiones en 2050, la comunidad mundial tendrá que detener las ventas de nuevos vehículos de pasajeros con motor de combustión interna para 2035, y eliminar gradualmente todas las centrales eléctricas de carbón y petróleo no reducidas para 2040.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba