América del NorteComercio

El TLCAN 2.0 ayudaría a combatir la corrupción

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) actualizado, al cual se espera que se sume Canadá, ayudaría a combatir la corrupción en México.

Revertir la tendencia a la alza de los niveles de corrupción fue una de las principales promesas de campaña del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

En el capítulo de anticorrupción, ya cerrado en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México, Estados Unidos y Canadá establecieron disposiciones seguras que comprometan a cada parte a criminalizar la corrupción gubernamental.

El capítulo incluye prácticas de integridad en gobiernos y empresas y regula sobre delitos como soborno, cohecho, malversación de fondos, desvío de recursos y peculado, entre otros.

La corrupción, cuestión cultural

El público mexicano puede apoyar los esfuerzos para enfrentar la corrupción, una de las principales preocupaciones de la población y una barrera para la inversión en el país.

Has ahora, por ejemplo, la Procuraduría General la República (PGR) no ha sido capaz generalmente de resolver casos de alto perfil, incluidos abusos contra los derechos humanos presuntamente cometidos por las fuerzas de seguridad.

Los grupos de la sociedad civil han centrado sus esfuerzos en instar al presidente Enrique Peña Nieto y al Congreso mexicano a crear una fiscalía nacional independiente para reemplazar a la Fiscalía General, que depende del Presidente, y nombrar a una persona independiente respetada para dirigir la nueva institución.

Sin embargo, el gobierno aún tiene que hacerlo. Fue difícil para las diversas partes acordar un candidato en el proceso de las elecciones de 2018.

Inversión y comercio

Canadá y Estados Unidos, quienes cuentan con leyes más estrictas en la materia a nivel nacional, tienen interés particular para proteger a sus empresas de actos de corrupción en México que las hagan menos competitivas en sus inversiones y en el comercio de bienes y servicios.

Los países convinieron medidas para desalentar la corrupción y proporcionar sanciones adecuadas y herramientas de aplicación en caso de enjuiciamiento de personas sospechosas de participar en actividades corruptas.

Estados Unidos ha sido insistente en incluir compromisos para combatir la corrupción en el comercio internacional en sus TLC al incorporar capítulos sobre transparencia y anticorrupción en los acuerdos.

Aunque ha sido parte de la política de Estados Unidos durante muchos años, el uso de este tipo de disposiciones ha evolucionado con el tiempo y los compromisos anticorrupción se vuelven progresivamente más fuertes.

El TLCAN actual no incluye un capítulo separado relacionado con la transparencia o la anticorrupción, pero contiene varias disposiciones que se consideraron pioneras en ese momento, incluidas las reglas y disciplinas vinculantes y la eliminación de las barreras a la inversión extranjera.

Interés bilateral

Esta vez, sin embargo, tanto Estados Unidos como México incluyeron disposiciones anticorrupción en sus objetivos de negociación para la modernización del TLCAN.

Como parte de las disposiciones del nuevo texto, se exige a las empresas que mantengan libros y registros precisos, lo que facilita la detección y localización de pagos corruptos.

Otra delos requerimientos alienta al establecimiento de códigos de conducta para alentar estándares éticos entre los funcionarios públicos.

El conjunto de objetivos de negociación de México incluye disposiciones tales como trabajar hacia un comercio “inclusivo y responsable” mediante la incorporación de mecanismos de cooperación en áreas relacionadas con la lucha contra la corrupción.

 

pleca

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba