Mercados

El T-MEC marca una nueva era en la globalización: EU

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) marca el comienzo de una nueva era en la globalización, en la que los efectos de la política comercial en los trabajadores estadounidenses finalmente se tomarán en serio, afirmó el gobierno del presidente Donald Trump.

Planteó que el T-MEC envía una “señal dramática” a los socios comerciales: “el tiempo para utilizar los acuerdos comerciales para aprovecharse de los trabajadores estadounidenses, o para utilizar prácticas laborales injustas para robar empleos en los Estados Unidos, ha terminado”.

Este punto de vista lo destacó la Representación Comercial de la Casa Blanca (USTR, por su sigla en inglés) en la Agenda de Política Comercial para 2019.

En la era de la globalización, los acuerdos comerciales de Estados Unidos no han recibido un marco de tiempo definido: una vez que entran en vigencia, se mantienen vigentes a menos que las partes acuerden realizar un cambio o que una parte se retire. En otras palabras, a menos que una parte esté dispuesta a amenazar con rescindir el acuerdo, es imposible obligar a las otras partes a renegociar.

Por el contrario, el T-MEC está sujeto a un término de 16 años, con la posibilidad de extensiones si las partes lo acuerdan. El acuerdo establece que Estados Unidos, Canadá y México revisarán la operación del tratado cada seis años.

Al final de estas revisiones, cada parte debe confirmar si desea extender el término del T-MEC por otros 16 años. Si no hay un acuerdo para extenderlo en una revisión particular, las partes se reunirán cada año hasta que se alcance un acuerdo de extensión, o hasta que el plazo del acuerdo expire.

Globalización y manufactura

La USTR indicó que la manufactura ha sido un punto brillante desde la elección del presidente Trump.

Desde 2013 hasta 2016, los Estados Unidos crearon un promedio de 8,000 empleos de manufactura por mes. En los dos años de la Administración de Trump, ese promedio ha aumentado a aproximadamente 20,000 empleos de manufactura por mes.

El año pasado, la economía estadounidense creó 264,000 nuevos empleos de manufactura, el mayor aumento de este tipo en 21 años.

“Estos datos indican que Estados Unidos ha hecho grandes avances para enfrentar los desafíos de la globalización, desafíos que han afectado a la mayoría del mundo desarrollado en los últimos años. Durante los últimos dos años, los Estados Unidos han demostrado que un país desarrollado puede experimentar un amplio crecimiento económico compartido por los trabajadores, incluidos los trabajadores del sector manufacturero”, dijo la USTR.

 

pleca

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba