Jets Privados Jets Privados Toluca
América del NorteComercio

El T-MEC da periodo de transición de 7 años a autopartes

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) establece un lapso de siete años para alcanzar el Valor de Contenido Regional (VCT) requerido para poder exportar, con ventajas arancelarias, autopartes destinadas a vehículos pesados.

Dado que el VCR es un porcentaje que indica en qué medida una mercancía se produce en la región local del productor, el origen de los componentes o materiales de la mercancía, la ubicación de la producción de ésta y otros factores influyen en dicho porcentaje.

En general, las reglas de origen se refieren al criterio pactado en un tratado de libre comercio para definir cuándo un bien es considerado originario (por su nivel de contenido regional) para gozar de las preferencias arancelarias.

Los principales fabricantes mundiales de tractocamiones que tienen instalaciones de fabricación, talleres de repuestos y talleres de mantenimiento en México son: Cummins, Daimler Vehiculos Comerciales, Detroit Diesel Allison de México, DINA de México, Freightliner México, FOTON México, HINO de México, ISUZU de México, Kenworth Mexicana, Mack Trucks, Inc., MAN Truck and Bus, Volkswagen México, Navistar de México SCANIA de México y Volvo México.

A su vez, los fabricantes de autobuses de pasajeros tienen la tradición de fabricación más larga en México, con varias instalaciones de producción en todo el país.

Las empresas líderes son Volvo Autobuses, Dina Camiones, Mercedes-Benz Autobuses, Scania Autobuses, MAN Latinoamérica, Grupo Autofin, Isuzu Motors México, Ventas de Hino Motors, American Coach de México, Irizar México, Beccar, Autopartes y Componentes AYCO y RECO.

Comparativamente, el VCR para vehículos pesados cuenta con un lapso de transición más largo respecto al que aplicará para la regla de origen de vehículos de pasajeros y camionetas, de tres años.

División de autopartes

Para las piezas utilizadas en camiones pesados, las reglas de origen se dividirán en dos categorías. La primera corresponde a partes automotrices “principales”, con un VCR de 70%, y la segunda abarca las partes “complementarias”, con un valor de contenido regional de 60 por ciento.

Entre las autopartes principales están: motores, pistones, partes de motor, bombas de combustible, ventiladores, bombas de aire, acondicionadores de aire, ejes de transmisión, cajas de engranajes, volantes,  chasises, carrocerías, defensas, cinturones de seguridad, frenos, ejes de mando con diferencial, ruedas, amortiguadores, radiadores, silenciadores, tubos de escape, embragues, bolsas de aire y asientos.

En 2017, México produjo autopartes por un valor de 92,000 millones de dólares, mientras que en ese mismo segmento sus exportaciones sumaron 73,500 millones de dólares y sus importaciones llegaron a 49,100 millones de dólares.

Por ejemplo, algunas de las partes automotrices complementarias son: bombas hidráulicas de fluido hidráulico, sistemas de frenos electrónicos -incluidos sistemas ABS y ESC-, embragues y acoplamientos de eje, baterías de iones de litio y equipo de encendido.

 

pleca

Etiquetas

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: