FinanzasMercados

El peso se fortalece con mayor apetito al riesgo

El peso mexicano cerró la jornada del miércoles con una apreciación de 0.34% o 6.4 centavos, cotizando alrededor de 18.60 pesos por dólar. En la sesión, el peso tocó un nuevo mínimo de 18.5746 pesos, nivel no visto desde el 1 de octubre del 2018, para después estabilizarse alrededor del nivel de cierre, probablemente debido a compras de oportunidad y a la toma de coberturas cambiarias.

El fortalecimiento del peso se dio a la par de un mayor apetito por riesgo en los mercados financieros a nivel global, al igual que en la sesión de ayer, como corrección al fuerte episodio de incertidumbre de las últimas semanas. Esta corrección se dio después de que medios de China informaron que el gobierno de ese país está desarrollando un tratamiento para el coronavirus, que al día de hoy ha infectado a cerca de 25,000 personas.

En el mercado cambiario, se observó una mayor demanda por divisas de economías emergentes, siendo el peso mexicano la segunda divisa con mayor apreciación entre los principales cruces del dólar, después del real brasileño, que se apreció 0.38 por ciento.

Por otro lado, se observó un debilitamiento de algunas divisas de economías avanzadas y que tienen propiedades de refugio, como el franco suizo, el euro, la libra esterlina y el yen japonés, que se depreciaron en 0.45%, 0.42%, 0.31% y 0.27%, respectivamente. Este comportamiento se debió a una mayor demanda por dólares, después de que se publicaron algunos indicadores económicos relevantes en Estados Unidos.

El peso y el empleo

Por un lado, Automatic Data Processing (ADP) publicó su encuesta mensual de empleo, la cual estima que durante enero se crearon 291 mil posiciones laborales, significativamente por encima de las 157 mil esperadas por el mercado, mientras que el ISM no manufacturero se ubicó en 55.5 puntos, también superando las expectativas del mercado. Por su parte, se publicó la balanza comercial de diciembre, la cual mostró un déficit mayor al esperado por el mercado, de 48.9 mil millones de dólares. El mayor déficit se debió a que las importaciones crecieron a una tasa mensual de 2.7%, mayor a la observada en las exportaciones, de 0.8%. El mayor crecimiento en las importaciones podría ser una señal de que el consumo interno de Estados Unidos continúa sólido.

En vista de la desaceleración que se observó el año anterior en la economía estadounidense, se especulaba que podría entrar en recesión, generando el fantasma de una posible recesión global. Esto impulsó en parte a la Reserva Federal a recortar la tasa de interés en 75 puntos base para posteriormente dar la señal al mercado de que la tasa de interés no tendrá movimientos adicionales en el 2020. Un entorno macroeconómico en el que la economía estadounidense continúa acelerándose y en el que no se anticipan incrementos en la tasa de interés, contribuye con el mayor apetito por riesgo observado durante la sesión.

La Fed

Cabe recordar que este año se llevarán a cabo elecciones en Estados Unidos, por lo que se espera ver un incremento en el gasto público. Es muy probable que también la Reserva Federal continúe inyectando liquidez en el mercado financiero, lo que podría darle un impulso adicional a la economía estadounidense. Manteniendo todo lo demás constante, esto podría causar optimismo a nivel global durante la mayor parte de este año.

En la sesión, el tipo de cambio tocó un mínimo de 18.5746 pesos y un máximo de 18.6973 pesos. El euro-peso alcanzó un mínimo de 20.4484 y un máximo de 20.6514 pesos por euro en las cotizaciones interbancarias a la venta. Por su parte, el euro tocó un mínimo de 1.0994 y un máximo de 1.1048 dólares por euro.

Al cierre, las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 18.5976 pesos por dólar, 1.2997 dólares por libra y en 1.0997 dólares por euro.

 

Gabriela Siller; PhD

Director de Análisis Económico-Financiero.

Banco BASE

 

pleca

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: