Finanzas

El peso se deprecia con inicio de “guerra comercial” en el área del TLCAN

El peso cerró mayo con una depreciación de 6.51% o 1 peso y 22 centavos, cotizando alrededor de 19.93 pesos por dólar, en un mes donde se esperaba que concluyera la renegociación del TLCAN y en su lugar inició una guerra comercial entre Estados Unidos, Canadá y México. En mayo, el tipo de cambio tocó un mínimo de 18.7109 y un máximo de 20.0481 pesos y mostrando una volatilidad anualizada de 12.93%. Durante la última sesión del mes, Estados Unidos anunció que a partir del viernes 1 de junio entrarán en vigor los aranceles del 25% y 10% sobre las importaciones de acero y aluminio provenientes de México, Canadá y la Unión Europea (UE).

La imposición oficial de aranceles sobre la importación de dichos metales desde México y Canadá dificultará que avance la renegociación del TLCAN, lo que hace poco probable se llegue a un acuerdo  antes de las elecciones en México. Lo anterior ocasionó que el tipo de cambio alcanzara un nuevo máximo en el año de 20.0481 pesos por dólar.

La decisión de Estados Unidos generó reacciones adversas entre los socios comerciales afectados. En México, la Secretaría de Economía informó que impondrá medidas arancelarias equivalentes a productos como aceros planos, embutidos, entre otros. Los aranceles a las importaciones de bienes provenientes de Estados Unidos serán aplicados el tiempo en que permanezca vigente la medida estadounidense. Asimismo, el secretario de economía, Ildefonso Guajardo, comentó que con la decisión de la administración estadounidense se materializa el peor escenario.

Por su parte, Canadá informó que a partir del 1 de julio de 2018 impondrá medidas de represalia sobre las importaciones de acero, aluminio y otros productos estadounidenses por un monto equivalente a 16,600 millones de dólares canadienses, las cuales serán efectivas hasta que Estados Unidos elimine sus restricciones comerciales. Por otro lado, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, comentó que solicitarán el inicio de un procedimiento de solución de disputas ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), mientras que la comisaria de comercio de la Comisión Europea, Cecilia Malmstrom, dijo que a manera de represalia, la UE aplicará aranceles contra las importaciones estadounidenses por un monto equivalente a 2,800 millones de euros a partir del 20 de junio.

Lo anterior eleva el riesgo de una mayor depreciación del peso durante junio, en particular si se confirma que la renegociación del TLCAN será aplazada. Cabe recordar que la imposición de aranceles de México sobre las importaciones de algunos bienes estadounidenses, junto con una mayor depreciación del peso, representan riesgos al alza para la inflación, lo que eleva la probabilidad de que Banxico suba su tasa de interés. Ante la decisión de Estados Unidos sobre implementar los aranceles ya anunciados, el Gobernador de Banxico dijo que vigilarán la evolución del tipo de cambio y confirmó que, en caso de ser necesario, tomarán las medidas pertinentes.

De forma general, la fuerte depreciación del peso durante mayo se debió a la combinación de los siguientes tres factores:

  1. Se observó un fortalecimiento del dólar, particularmente en la primera mitad de mayo, ante la expectativa de que la Reserva Federal seguirá subiendo su tasa de interés. Lo anterior llevó a que la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años alcanzara en el mes un máximo de 3.12%, nivel no visto desde 2011.
  2. El proceso de renegociación del TLCAN, ya que se dieron a conocer pocos avances a pesar de que el Congreso de Estados Unidos había establecido el 17 de mayo como fecha para que el nuevo acuerdo fuera aprobado este año.
  3. Episodios de aversión al riesgo ante una posible guerra comercial entre Estados Unidos y China. Asimismo, la aversión al riesgo también se incrementó de forma temporal durante el mes, debido a las tensiones geopolíticas entre Estados Unidos y Corea del Norte y la incertidumbre política en Italia y España.

Finalmente, es importante mencionar que en junio el tipo de cambio podría enfrentar presiones al alza relacionadas con el proceso electoral en México. Si bien, el mercado ha comenzado a enfocar su atención en las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo el 1 de julio, la incertidumbre relacionada al cambio de gobierno, en conjunto con noticias negativas sobre la renegociación del TLCAN y los efectos de una guerra comercial, podrían llevar al tipo de cambio a niveles cercanos a 21 pesos por dólar.

Durante mayo, el euro-peso alcanzó un mínimo de 22.5125 y un máximo de 23.5841 pesos por euro en las cotizaciones interbancarias a la venta. Por su parte, el euro tocó un mínimo de 1.1510 y un máximo de 1.2084 dólares por euro.

Al cierre, las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 19.9319 pesos por dólar, 1.3293 dólares por libra y en 1.1692 dólares por euro.

 

Gabriela Siller; PhD

Director de Análisis Económico-Financiero.

Banco BASE

 

pleca

 

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba