Finanzas

El peso se deprecia con deterioro del apetito por el riesgo

El peso mexicano cerró la sesión con una depreciación de 0.74% o 15.1 centavos, cotizando alrededor de 20.51 pesos por dólar. La depreciación del peso se debe en parte a que persiste la incertidumbre con respecto a las políticas que implementará la nueva administración federal en México, al mismo tiempo que el mercado se mantiene a la espera de que se publique el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, para evaluar la factibilidad de los proyectos del nuevo gobierno.

Por su parte, durante la sesión se observó un deterioro del apetito por riesgo en los mercados financieros globales, pues surgieron dudas sobre el reciente entendimiento comercial entre Estados Unidos y China, debido a la falta de una confirmación por parte de las oficinas de gobierno de cada país. Lo anterior ocasionó que se borraran las ganancias observadas en el mercado de capitales al inicio de la semana, particularmente en Estados Unidos.

El peso y la guerra comercial

Debido a que resurgió el nerviosismo por una posible desaceleración económica en China y Estados Unidos, como consecuencia de la guerra comercial, los precios del petróleo frenaron su avance, con el WTI mostrando un retroceso de 0.23% y cotizando en 52.83 dólares por barril. Por su parte, el precio del oro mostró un incremento de 0.62%, cotizando en 1,238.32 dólares por onza, ante un incremento en la demanda por el metal como activo refugio. En el mercado cambiario, el yen japonés fue la divisa de mayores ganancias, al mostrar una apreciación de 0.77%, también como consecuencia de una mayor demanda por divisas consideradas refugio.

El día de mañana los mercados financieros en Estados Unidos permanecerán cerrados por el luto tras la muerte del ex Presidente George H.W. Bush, lo que creará un ambiente de baja liquidez para los mercados financieros globales. Cabe recordar que una disminución de la liquidez tiende a exagerar los movimientos del tipo de cambio cuando existen episodios de aversión al riesgo, lo cual no se puede descartar para el caso de México. En caso de que el peso pierda terreno, la siguiente resistencia clave se ubica en 20.63 pesos por dólar, nivel máximo en noviembre.

En la sesión, el peso mexicano cotizó entre un mínimo de 20.2331 y un máximo de 20.5505 pesos por dólar. El euro-peso alcanzó un mínimo de 23.0548 y un máximo de 23.3903 pesos por euro en las cotizaciones interbancarias a la venta. Por su parte, el euro tocó un mínimo de 1.1319 y un máximo de 1.1419 dólares por euro.

Al cierre, las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 20.5164 pesos por dólar, 1.2713 dólares por libra y en 1.1342 dólares por euro.

 

Gabriela Siller; PhD

Director de Análisis Económico-Financiero.

Banco BASE

 

pleca

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba