Mercados

El gasto en alimentos cayó en Estados Unidos tras 10 años de alzas

El gasto en alimentos cayó en 2020 en Estados Unidos por primera vez, tras 10 años de crecimientos continuos interanuales.

Más que nada afectado por la pandemia de Covid-19, el descenso en este indicador fue de 7.8 por ciento.

El gasto anual en alimentos real, o ajustado a la inflación, en los Estados Unidos ha aumentado todos los años desde 1997, excepto en 2008, 2009 y 2020.

El gasto en alimentos en el hogar (FAH, por su sigla en inglés) y en alimentos fuera del hogar (FAFH, en inglés) aumentó de 1997 a 2019, con un FAH real subiendo a un ritmo más lento (39.7%) que para un FAFH (60.5 por ciento), de acuerdo con el USDA.

En 2020, el gasto en FAFH disminuyó en 19.5%, mientras que el gasto en FAH avanzó en 4.8 por ciento.

La sustitución pronunciada del gasto de FAFH por FAH fue el principal impulsor de la disminución del gasto total real en alimentos en 2020.

Por lo general, el consumo en los establecimientos de FAFH es una opción más cara.

A modo de comparación, ejemplificó el USDA, el gasto total real en alimentos durante la Gran Recesión disminuyó 1.5% en 2008 y 3.0% en 2009.

Gasto en alimentos

El gasto de FAFH cayó 4.9% entre 2007 y 2009 y, a diferencia de la recesión de 2020, el gasto de FAH también disminuyó (4.0 por ciento).

En 2020, al igual que en recesiones anteriores, los consumidores estadounidenses trasladaron los gastos en alimentos a establecimientos de FAH más rentables en lugar de a establecimientos de comida fuera de FAFH.

Sin embargo, las preocupaciones de salud pública asociadas con la pandemia llevaron a muchos establecimientos de FAFH a operar con una capacidad limitada o cesar sus operaciones, lo que agravó el cambio en la forma en que los consumidores gastaban su dinero en alimentos.

Los gastos reales en los establecimientos de FAFH en 2019 representaron el 51.8% del gasto total en alimentos, mientras que el restante 48.2% se produjo en los puntos de venta de FAH.

La participación del gasto en alimentos no es proporcional a las cantidades de alimentos porque los alimentos comprados fuera de casa generalmente tienen un precio más alto que los alimentos preparados en casa.

Los puntos de venta de FAFH incurren en costos para los trabajadores necesarios para preparar y servir alimentos, así como para otros gastos generales, como edificios, equipos y servicios públicos.

 

Gasto en alimentos, El gasto en alimentos cayó en Estados Unidos tras 10 años de alzas

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba