Nota Destacada

El declive y el auge de la economía china

Según un estudio realizado por el economista Angus Maddison, China fue la economía más grande del mundo en 1820, representando aproximadamente el 32.9% del PIB mundial.

Sin embargo, las guerras extranjeras y civiles, las luchas internas, los gobiernos débiles e ineficaces, los desastres naturales (algunos de los cuales fueron provocados por el hombre) y las políticas económicas distorsionantes hicieron que la participación de China en el PIB mundial en base a la Paridad del Poder Adquisitivo (PPA) se redujera significativamente.

Para 1952, la participación de China en el PIB mundial había caído al 5.2%, y en 1978, cayó al 4.9%. Pero la adopción de reformas económicas por parte de China a fines de la década de 1970 condujo a un aumento en el crecimiento económico de China y ayudó a restaurar a China como una gran potencia económica mundial.

Según un informe del Congreso estadounidense, el rápido crecimiento de la economía china ha llevado a muchos analistas a especular si China superará a Estados Unidos como “la mayor potencia económica del mundo”.

El tamaño “real” de la economía de China ha sido objeto de un amplio debate entre los economistas. Medido en dólares estadounidenses usando los tipos de cambio nominales, el PIB de China en 2018 en dólares estadounidenses nominales fue de 13.4 billones, que era el 65.3% del tamaño de la economía de Estados Unidos, según las estimaciones realizadas por el FMI.

El PIB per cápita 2018 de China en dólares nominales fue de $9,608, que fue el 15.3% del nivel per cápita de Estados Unidos.

Economía china, su medición

Muchos economistas sostienen que el uso de los tipos de cambio nominales para convertir los datos chinos (o los de otros países) en dólares estadounidenses no refleja el tamaño real de la economía y el nivel de vida de China en relación con Estados Unidos.

Los tipos de cambio nominales simplemente reflejan los precios de las monedas extranjeras frente al dólar estadounidense, y tales medidas excluyen las diferencias en los precios de los bienes y servicios entre países. Para ilustrar, un dólar estadounidense cambiado por moneda local en China compraría más bienes y servicios allí que en los Estados Unidos.

Esto se debe a que los precios de los bienes y servicios en China son generalmente más bajos que en los Estados Unidos. Por el contrario, los precios de los bienes y servicios en Japón son generalmente más altos que en Estados Unidos (y China).

Por lo tanto, un dólar intercambiado por moneda local japonesa compraría menos bienes y servicios allí que en los Estados Unidos. Los economistas intentan desarrollar estimaciones de los tipos de cambio en función de su poder adquisitivo real en relación con el dólar con el fin de hacer comparaciones más precisas de los datos económicos entre los países, generalmente conocidos como PPA.

Publicidad
Mostrar más

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: