Jets Privados Jets Privados Toluca
América del NorteComercio

El AMEC mantiene beneficios para plantas automotrices nuevas

El Acuerdo México, Estados Unidos y Canadá (AMEC, o USMCA, por su sigla en inglés) mantiene los beneficios para las plantas automotrices nuevas que están actualmente escritos en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En la actualidad, nueve fabricantes mundiales de vehículos tienen operaciones productivas en México -Fiat Chrysler Automobiles (FCA), Ford Motor Company, General Motors, Honda, Kia Motors, Mazda, Nissan, Toyota y Volkswagen-, a los que se sumarán otros antes del final de la presente década (BMW y Mercedes-Benz).

De acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la industria terminal de vehículos ligeros cuenta con un total de 20 complejos manufactureros en 14 estados.

Condiciones del AMEC

El Artículo 403, de Bienes de la Industria Automotriz, del TLCAN, exige 50% de Valor de Contenido Regional (VCR, medido en costo neto) durante cinco años después de la fecha en que un ensamblador de vehículos automotores produzca en una planta el primer prototipo del vehículo.

Uno de los requisitos para tener esa ventaja, trasladado igualmente en el AMEC, es que se trate de un vehículo automotor de una clase, marca o, excepto vehículos comprendidos en el Artículo 403, categoría de tamaño y bastidor que el ensamblador de vehículos automotores no haya producido anteriormente en México, Estados Unidos o Canadá.

Otra de las condiciones es que la planta sea un edificio nuevo en el que se ensamble el vehículo automotor, y un tercer condicionamiento consiste en que sustancialmente toda la maquinaria nueva utilizada en el armado del vehículo automotor se encuentre en la fábrica.

Una vez cumplidas estas condiciones, las exportaciones de vehículos ligeros, tendrán que pagar un arancel del 2.5% para entrar en Estados Unidos durante los cinco años mencionados.

Transcurrido ese quinquenio, comenzará el periodo de transición para alcanzar el tope de 75% de VCR exigido en general para poder exportar en la región unidades nuevas originarias sin pagar aranceles, tal como se exige para el resto de las empresas.

El periodo de transición consta de cuatro plazos: un VCR de 66% al inicio del año fiscal, con tasas de 69, 72 y 75% para cada uno de los años fiscales subsiguientes.

Nuevas factorias

En los últimos cinco años, según la Cepal, los grandes ingresos de Inversión Extranjera Directa (IED) se tradujeron en la construcción de diez nuevas plantas automotrices: cinco de fabricantes que no operaban en el país (Audi, BMW, Kia, Daimler y Toyota-Infiniti) y cinco de productores que ya lo hacían. Algunas de estas nuevas plantas están entre las más grandes y modernas de América del Norte.

Además, sobre todo debido a las nuevas plantas, México está diversificando su especialización en vehículos compactos y subcompactos para comenzar a posicionarse en el exigente segmento de los vehículos de alta gama, con Audi, BMW, Infiniti y Mercedes-Benz

Desde 1994, con la entrada en vigor del TLCAN (el cual sería sustituido por el AMEC), la fabricación de vehículos motorizados en América del Norte se ha integrado altamente, con los principales fabricantes de automóviles de Estados Unidos, Asia y Europa construyendo sus propias cadenas de suministro dentro de la región.

El mayor crecimiento reciente en el mercado de América del Norte se produjo principalmente en México, que ahora representa aproximadamente el 20% de la producción total de vehículos de la región.

En general, las inversiones recientes en plantas de ensamblaje de Estados Unidos y Canadá han involucrado la modernización o expansión de las instalaciones existentes, mientras que México ha visto nuevas plantas de ensamblaje.

Además, muchos fabricantes de partes han abierto plantas en México para estar cerca del creciente número de plantas de ensamblaje de vehículos.

Integración regional

Las plantas de partes en los tres países suministran a fabricantes de sistemas automotrices (como sistemas de frenos y asientos) y plantas de ensamblaje de vehículos motorizados dentro de la propia región del TLCAN.

Las estimaciones muestran que algunas partes y componentes de vehículos de motor cruzan la frontera de Estados Unidos más de ocho veces en el proceso de producción y ensamblaje.

Al menos tres factores han estimulado el aumento de México como centro de fabricación de vehículos de motor, además de la eliminación de las barreras comerciales en el TLCAN. Estos incluyen los costos laborales más bajos de México, la inversión del gobierno mexicano en su sistema educativo para graduados de ingenieros y técnicos para operar y administrar plantas de partes y vehículos, y la creciente red de acuerdos de libre comercio de México con muchos países fuera de la región del TLC.

 

pleca

Tags

Related Articles

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
Close
Close
A %d blogueros les gusta esto: