Mercados

Economía de México: confianza empresarial vs consumo

La economía de México enfrenta una pérdida de confianza empresarial, pero un aumento del consumo, destaca una evaluación difundida por The Mexico Equity and Income Fund, Inc.

Esto ocurre en el contexto de un escenario único que no se había visto en décadas, con una política monetaria global más estricta para contener un índice de precios al consumidor más alto.

Según el diagnóstico, basado en el informe del asesor de The Mexico Equity and Income Fund para el año fiscal del Fondo que finalizó el 31 de julio de 2022, el Producto Interno Bruto (PIB) de México está por debajo de los niveles previos a la pandemia.

Su percepción incluye un empeoramiento de la confianza empresarial que retrasa el regreso a la tasa de crecimiento promedio de 15 años de 2.0 por ciento.

Además, la desaceleración de la actividad económica de Estados Unidos probablemente sería un factor de retroceso.

Sin embargo, el segmento Consumo, componente de 55% del PIB, podría pesar a favor de un crecimiento económico mejor al esperado para 2022.

Específicamente, la fortaleza del consumo privado (55,500 millones de dólares) está relacionada con la entrada de remesas, el crecimiento de medio dígito en el empleo formal y aumentos de salarios nominales, una variación porcentual de 95,6% en los cinco años anteriores a Julio 2022.

El salario nominal fue de 98.6 pesos por día en 2017 en comparación con 172.87 pesos en 2022 (US$4.49 vs US$8.38).

Economía de México

El Fondo invierte en el universo del mercado de valores mexicano. Invertir en valores mexicanos presenta riesgos políticos, regulatorios y económicos de alguna manera similares a los que enfrentan un país reemergente y un país en desarrollo; y diferente en tipo y grado de los riesgos presentados al invertir en los mercados financieros de Estados Unidos o cualquier otro país emergente bastante comparable en la región de América Latina, perteneciente al riesgo de mercado emergente.

Algunos de estos riesgos pueden incluir la devaluación y/o apreciación del tipo de cambio del peso mexicano, mayor volatilidad de los precios de mercado, una liquidez sustancialmente menor, controles a la inversión extranjera y limitaciones a la repatriación del capital invertido.

A diferencia de los emisores estadounidenses que están obligados a cumplir con los estándares de política contable GAAP, los emisores mexicanos cumplen con la regulación obligatoria de los estándares y políticas contables de IFR.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba