Finanzas

Deudas problemáticas: cuide su salud mental

Las deudas problemáticas incrementan los problemas de salud mental, concluyó un análisis difundido por la Oficina de Análisis de Política Económica (CPB, por su sigla en inglés) de los Países Bajos.

La CPB es un instituto de investigación independiente que ofrece análisis y proyecciones económicas relevantes para las políticas.

Asimismo el CPB realiza investigaciones sobre la economía holandesa en particular y sobre la política socioeconómica en general.

A menudo se sugiere que las deudas problemáticas anteceden a los problemas de salud. De modo que el análisis se centró en la cuestión de si las personas que obtienen este tipo de deudas tienen más probabilidades de utilizar la atención de la salud mental o la orientación social y/o la ayuda financiera, y si tienen mayores costos de atención de la salud mental.

El CPB utiliza datos de panel a nivel individual a nivel nacional de los Países Bajos para los años 2011-2015.

También emplea un enfoque de diferencias en diferencias con efectos fijos individuales y encontramos que la obtención de una deuda problemática está fuertemente asociada con una mala salud mental.

Deudas problemáticas

El CPB encontró que el gasto medio en salud mental aumentó en aproximadamente 200 euros en 2014 y 2015 para las personas que experimentaron deudas de este grado en 2013.

El efecto corresponde a un aumento de 30% de los gastos individuales en salud mental debido a deudas problemáticas.

Además, el uso de la salud mental aumentó en un 7% y el uso de orientación social y/o asistencia financiera aumentó en 40% después de contraer deudas problemáticas.

Por lo tanto, concluyó que las políticas que evitan que las personas se endeuden pueden generar efectos externos positivos al ahorrar en gastos en salud u orientación social y/o asistencia financiera.

Contexto

En muchos países, las deudas familiares problemáticas han aumentado en los últimos años.

Por ejemplo, las órdenes contra prestatarios que no reembolsan sus deudas (las llamadas sentencias de los tribunales nacionales) aumentaron más de 110% entre 2013 y 2018 en el Reino Unido y los atrasos en los servicios públicos, hipotecas o alquileres y la compra a plazos aumentó entre 2014 y 2018 en Bélgica y Dinamarca (entre otros).

Ahora se espera que la crisis económica resultante de la pandemia de Covid-19 pueda acelerar aún más el aumento de las deudas problemáticas.

Por ejemplo, debido a la crisis de la pandemia, se espera que el número de hogares holandeses endeudados aumente en casi 1 millón a corto plazo y se espera que 41% de estas nuevas deudas no se resuelvan sin la ayuda de otros.

Estar endeudado no solo tiene consecuencias para el deudor, sino también para los acreedores y empleadores debido a la pérdida de productividad y la enfermedad.

Para los responsables de la formulación de políticas, los acreedores y los empleadores interesados ​​en la prevención de la deuda de los hogares, es importante comprender la relación entre las deudas problemáticas y otros factores.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba