Nota Destacada

Departamento de Comercio abre posibilidad de aranceles a autos

El Departamento de Comercio de Estados Unidos envió un informe este domingo al presidente Donald Trump, en el que se da la posibilidad de imponer aranceles a las importaciones estadounidenses de autos, camionetas y autopartes.

El 23 de mayo de 2018, la Administración de Trump inició una investigación de la Sección 232 sobre las importaciones de autos y autopartes en los Estados Unidos, incluidos vehículos utilitarios, camionetas y camiones ligeros.

El Departamento de Comercio solicitó comentarios de las partes interesadas sobre el impacto de estas importaciones en la seguridad nacional, identificando un amplio conjunto de factores relacionados con la defensa nacional y la economía nacional para su consideración.

Con complejas cadenas de suministro globales, la dinámica de la industria, como la existencia de instalaciones de fabricación de autos de propiedad extranjera en Estados Unidos, y el potencial de nuevas represalias por parte de socios comerciales si se imponen aranceles como resultado de la investigación, las consecuencias económicas podrían ser sustanciales, de acuerdo con un análisis del Congreso estadounidense.

Según el vicepresidente ejecutivo de Ford Motor Co. y presidente de operaciones globales, Joe Hinrichs, “la industria automotriz es un negocio global. Los beneficios de la escala y el alcance global son importantes… Las grandes empresas contra las que competimos (Toyota, Volkswagen, General Motors, Nissan, Hyundai, Kia) son de naturaleza global porque nos damos cuenta de los beneficios de compartir la ingeniería, las plataformas y la escala, y nuestra base de suministro”.

Posiciones sobre la 232

Algunos miembros del Congreso y representantes de la industria automotriz se han manifestado en oposición a la nueva investigación de la Sección 232. La Coalición de Empleo de los Estados Unidos fue creada para oponerse a las tarifas potenciales y está compuesta por una coalición de grupos de la industria que representan a fabricantes de automóviles, proveedores de repuestos, concesionarios de automóviles, distribuidores de repuestos, minoristas y proveedores de servicios de vehículos.

Otros ven la investigación como un movimiento táctico por la Administración para presionar a los socios negociadores comerciales mientras el Presidente continúa amenazando las tarifas de los automóviles.

Tres grupos han expresado su apoyo al menos a medidas limitadas para abordar las importaciones de automóviles: United Automobile Workers, United Steelworkers y Forging Industry Association.

 

pleca

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba