Demanda mundial de acero crecería 5.8% en 2021

El gobierno de Australia indicó que la demanda mundial de acero crecerá previsiblemente 5.8% en 2021, lo que refleja la recuperación en curso de la mayoría de las principales economías después de los mínimos del Covid-19.

También es probable que haya un crecimiento más moderado en 2022 y 2023.

En términos generales, las perspectivas para las exportaciones de minerales de Australia continúan mejorando, a medida que la economía mundial se recupera del impacto de la pandemia.

En esa misma medida, según el Departamento de Comercio de Estados Unidos, los precios récord del mineral de hierro han impulsado un aumento en los ingresos de las exportaciones australianas.

La desaceleración de la recuperación después de 2021 y los nuevos brotes (y variantes) de la pandemia presentan riesgos clave para el crecimiento económico mundial y el consumo de acero en la segunda mitad de 2021 y más allá.

Por ahora, la fuerte demanda de acero en medio de las cadenas de suministro, que aún se están recuperando, continuó registrando precios elevados para la mayoría de los productos de acero en Estados Unidos, la Unión Europea y Asia en el trimestre de septiembre.

Australia produce alúmina, carbón, mineral de hierro, cobre, estaño, oro, plata, uranio, níquel, tungsteno, elementos de tierras raras, arenas minerales, plomo, zinc, diamantes, gas natural y petróleo.

Además, Australia es el mayor exportador neto de carbón del mundo y representa 29% de las exportaciones mundiales de carbón.

Demanda mundial de acero

La producción mundial de acero se mantiene significativamente por encima de los niveles anteriores a Covid-19.

A pesar de los nuevos brotes de la pandemia, la producción de acero se ha mantenido resistente en las principales economías productoras de acero hasta ahora en 2021.

La producción mundial de acero se acercó a los 1,000 millones de toneladas en la primera mitad del año.

Esto es 12% más alto en comparación con el mismo período en 2020, y se ubica significativamente por encima de los niveles promedio en los años previos a la pandemia de Covid-19, según el gobierno australiano.

El aumento repentino de la producción mundial de acero refleja el fortalecimiento de la actividad económica mundial, a medida que las economías emergen gradualmente de la pandemia de Covid-19.

El crecimiento del PIB mundial sigue pronosticado en 6.0% en 2021. Y las dos economías más grandes del mundo, Estados Unidos y China, están a la vanguardia de este resurgimiento, con un crecimiento previsto del PIB en 2021 de 7.0 y 8.1%, respectivamente.

 

Salir de la versión móvil