Jets Privados Jets Privados Toluca
AutomotrizAutopartesManufactura

Delphi, Johnson Controls y Chysler le apostaron a China

Proveedores de autopartes de Estados Unidos como Superior, Delphi y Johnson Controls respondieron a las presiones de los precios al invertir mucho en empresas chinas.

También fabricantes de automóviles de Estados Unidos comenzaron a obtener partes directamente de compañías chinas, de acuerdo con un reporte del Congreso estadounidense.

Chrysler, por ejemplo, tenía 140 proveedores en China, a partir de los cuales compraron 640 millones de dólares en equipamiento automotriz a partir de 2015.

En ese marco, el gobierno de China informó el martes que impondrá aranceles adicionales a importaciones originarias de Estados Unidos por un valor de 60,000 millones de dólares a partir del 24 de septiembre, en respuesta a medidas restrictivas autorizadas este lunes por el presidente Donald Trump.

Trump anunció que su país impondrá un arancel del 10% sobre importaciones originarias de China por alrededor de 200,000 millones de dólares anuales a partir del 24 de septiembre. Indicó que esa tarifa aumentará al 25% el próximo 1 de enero.

Delphi y Johnson Controls en México

Entre las empresas líderes en la producción de autopartes en el norte de México están: Morse, Hyundai, MPA, Johnson Controls, Honeywell, TRW, Lear Coporation, Delphi, Cooper, Nemak, ArvinMeritor, Metalsa, Denso, Trico, Dura, Eaton y Tridonex.

En 2017, existían en México unas 2,600 plantas productoras de diferentes autopartes, piezas, componentes y sistemas proveedoras de la industria automotriz, cerca de 600 de las cuales eran de primer nivel.

Crecimiento de automotriz de China

Los fabricantes chinos de autopartes solo han aumentado su penetración en el mercado de Estados Unidos en los últimos seis años.

Las importaciones estadounidenses de autopartes desde China alcanzaron los 13,500 millones de dólares en 2017, un aumento desde los 5,300 millones de dólares en 2011.

Esta tendencia en curso se debe principalmente a la subcontratación. Después de que China se unió a la Organización Mundial de Comercio (OMC), los tres grandes fabricantes de automóviles, Chrysler, GM y Ford, comenzaron a exigir que los fabricantes de autopartes nacionales igualen los precios internacionales más bajos, particularmente los que cotizan las firmas chinas.

Alrededor de 2004, los proveedores chinos de autopartes comenzaron a fijar precios de referencia globales en varios componentes, como radios, parlantes, motores más pequeños, frenos, suspensiones y llantas de aluminio.

 

pleca

Tags

Related Articles

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
Close
Close
A %d blogueros les gusta esto: