AutomotrizAutopartes

Dan tres años para ajustar reglas de origen automotrices en el TLCAN 2.0

Estados Unidos y México pactaron fijar un plazo de transición de tres años a las empresas de la industria automotriz para adaptarse a las nuevas reglas de origen de la actualización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Las compañías deberán cumplir con un contenido regional de 75%, en lugar del 62.5% que está ahora vigente.

También deberán cumplir con un componente laboral en la regla de origen, el cual no existe actualmente en ningún tratado de libre comercio del mundo.

México aceptó la propuesta de Estados Unidos de pedir que 40% del contenido de un automóvil o 45% de una camioneta pick up se fabrique utilizando mano de obra pagada de 16 dólares o más por hora para beneficiarse de las ventajas arancelarias del TLCAN, un umbral que México está bastante lejos de cumplir, con pagos por alrededor de 3 dólares la hora.

Cuatro fases

Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, informó que el plazo de tres años para las reglas de origen contará con cuatro etapas: a la entrada en vigor del acuerdo y en cada uno de los siguientes tres años.

Durante la negociación, en general, los fabricantes de vehículos y partes apoyaron el mantenimiento de las reglas de origen actuales, mientras que los grupos laborales buscaron exigir un mayor porcentaje de contenido regional, que creen que reduciría la proporción de partes producidas en países no pertenecientes al TLCAN.

Los economistas y otros expertos sostienen que si las reglas de origen aumentan en virtud del TLCAN, es posible que los Estados Unidos no logren las consecuencias previstas.

Dicen que el comercio de vehículos de motor en América del Norte probablemente no sea capaz de cumplir con los nuevos requisitos y no sea elegible para los beneficios del TLCAN.

Otros expertos de la industria dicen que sería más rentable para los fabricantes de vehículos de motor y partes de vehículos de motor pagar el arancel NMF de aproximadamente el 2,5% en lugar de cumplir con los engorrosos requisitos de las normas de origen.

Algunas empresas automotrices, entre ellas Kia Motor, han informado que planeas aumentar el contenido regional tras conocerse el acuerdo entre México y Estados Unidos sobre la nueva versión del TLCAN.

Adicionalmente, ambos países convinieron que 70% del acero, el aluminio y el vidrio utilizados en los autos debe proceder de América del Norte.

Reglas de origen y grado de apertura

“No hay duda de que, en el sector automotriz, hay libre comercio; si se cumple con la regla automotriz, las empresas pagarán arancel cero, sin restricciones cuantitativas”, comentó Baker, al participar en el XXV Congreso de Comercio Exterior Mexicano, celebrado en esta ciudad.

Otro de los acuerdos fue que los salarios de los trabajadores dedicados a la investigación y el desarrollo, el mercadeo y las ventas podrían representar hasta 15% del salario laboral requerido para vehículos de pasajeros y 20% para camiones ligeros.

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, ha informado que se espera que la nueva versión del TLCAN entre en vigor en el 2020.

Antes de las negociaciones, Jaime Serra Puche, presidente de SAI Consultores, destacó que las armadoras automotrices hacen sus pedidos de autopartes con un periodo de anticipación de alrededor de cuatro años.

Ello implicaba, en ese entonces, que durante el periodo actual del gobierno del presidente Trump la proveeduría de partes automotrices no sería modificada en gran medida.

Pero según Guajardo, del total de las exportaciones mexicanas de automóviles dirigidas a Estados Unidos, 32% enfrentará restricciones al no poder cumplir con las reglas de origen más estrictas que contempla el TLCAN 2.0.

 

pleca

Publicidad
Tags

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: