Mercados

Consumo privado y demanda agregada en México

El componente más grande la demanda agregada es el consumo privado, representando cerca de 70% del PIB de México, de acuerdo con Banco Base.

Según el Indicador Mensual de Consumo Privado en el Mercado Interior publicado por INEGI, el consumo privado creció 7.11% en el acumulado en los primeros 10 meses del 2022.

Con esto, el consumo privado se ubica 4.03% por encima del nivel pre pandemia (febrero del 2020).

Sin embargo, el indicador de consumo privado muestra una desaceleración en su crecimiento.

En los primeros cuatro meses del 2022 observó una tasa promedio de crecimiento mensual de 0.74%; después, en mayo y junio registró contracciones y de julio a octubre promedió un crecimiento mensual de solo 0.35 por ciento.

A tasa anual, los crecimientos de septiembre (5.88%) y octubre (5.78%) fueron los más bajos desde noviembre del 2021.

Así, se estima que el consumo privado cerró el 2022 con un alza anual cercana a 7% y que en 2023 crecerá solo 1.92 por ciento.

Consumo privado

También las cifras de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) muestran datos positivos, con un crecimiento anual promedio de 11.09% en los primeros 11 meses del año de las ventas nominales en tiendas iguales y un crecimiento nominal de 8.14% en las ventas nominales en tiendas totales, acumuladas en el periodo enero-noviembre 2022, respecto al mismo periodo del 2021.

Es importante resaltar el buen desempeño del consumo en la mayor parte del 2022, a pesar de un entorno económico que no fue favorable para los consumidores, particularmente por la inflación que alcanzó niveles no vistos en más de 20 años, generando una fuerte pérdida en el poder adquisitivo de los hogares.

Por su parte, la Confianza del Consumidor publicada por INEGI, se mantuvo estable durante la primera mitad del año y en la segunda mitad del año disminuyó cerrando el año con una disminución de 3.74 por ciento.

Lo anterior se relaciona, junto con las remesas, con la desaceleración del consumo.

Los principales factores que contribuyeron al crecimiento del consumo en 2022 fueron:

  • La recuperación en el mercado laboral, con el empleo total superando los niveles observados previo a la pandemia y los indicadores de desempleo y desocupación volviendo a niveles normales.
  • La completa reapertura económica y el regreso de la movilidad.
  • El crecimiento de las remesas, cuyo flujo acumulado en los 12 meses antes de noviembre del 2022 se ubicó en un máximo histórico de 57,890.91 millones de dólares.
  • Los estímulos fiscales en los precios de gasolinas y diésel que ayudaron a contener el aumento en precios de combustibles y productos de la canasta básica.

 

Redacción Opportimes