Nota Destacada

¿Cómo Canadá protege a sus productores de lácteos, aves y huevos?

Canadá utiliza la gestión del suministro para respaldar sus sectores lácteo, avícola y de huevos.

Sus características principales son: brindar apoyo de precios a los productores en función de sus costos de producción y rendimiento de capital y gestión; limitar la producción para satisfacer la demanda interna al precio determinado, y restringir las importaciones para protegerse contra la competencia extranjera.

De acuerdo con el Congreso estadounidense, el gobierno canadiense ha apoyado las decisiones de los productores de utilizar este enfoque durante más de 40 años y logró limitar las importaciones de estos productos al negociar el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Canadá, sus compromisos multilaterales en el Acuerdo sobre Agricultura de la Ronda Uruguay y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), así como la mayor parte de sus acuerdos bilaterales de libre comercio.

Los organismos nacionales y las juntas provinciales de comercialización de productos básicos de Canadá, con poderes legales otorgados por los gobiernos tanto federal como provincial, controlan los sistemas de gestión del suministro de estos productos.

A nivel nacional, la cantidad de cada producto básico que los productores pueden comercializar está controlada por un sistema de cupos. Las importaciones de cada producto están limitadas por contingentes arancelarios. Estos permiten que una cantidad especificada ingrese anualmente en virtud de los compromisos comerciales del Canadá con poco o nulo arancel, pero aplican un arancel muy elevado (más del 200% en muchos casos) sobre las importaciones por encima del nivel o cupo especificados.

Ambas herramientas trabajan juntas para controlar el suministro de cada producto, pero el objetivo es garantizar que los productores reciban un precio que les garantice un retorno que cubra sus costos de producción.

El cupo se establece para equilibrar el suministro con la demanda a ese precio, y se ajusta con frecuencia para garantizar que se logre este equilibrio. Los productores de estos bienes básicos deben participar en sus respectivos sistemas de gestión del suministro, y la producción a nivel de explotación está sujeta a límites de cuota individuales que solo pueden venderse en los canales de comercialización permitidos.

Los productores de estos bienes básicos señalan los beneficios del enfoque de gestión del suministro, que según dicen ha reducido significativamente la volatilidad de los precios. La estabilidad de los precios en el tiempo, combinada con la garantía que cubre los costos de producción, ha servido para proporcionar apoyo a los ingresos.

Otros señalan que estas características han resultado en la falta de orientación de mercado para estos productos básicos, ya que el valor de la gestión del suministro se capitalizó o incorporó al valor del cupo. En otras palabras, aquellos que tienen cupo se benefician más que los productores mismos. Por el contrario, los consumidores terminan pagando más por estos productos, y algunos canadienses cerca de la frontera cruzan a los Estados Unidos para sus compras de leche y huevos.

 

pleca

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: