Logística

Comisión Europea endurece normas para transporte marítimo y aéreo

La Comisión Europea planteó este miércoles iniciativas que endurecerán las normas para el transporte marítimo y aéreo, de ser aprobadas por el Parlamento Europeo.

El régimen de comercio de derechos de emisión de la Unión Europea (RCDE) pone precio al carbono y reduce el límite máximo de emisiones de determinados sectores económicos cada año.

En los 16 últimos años, se han conseguido reducir las emisiones de la generación de electricidad y de las industrias de gran consumo de energía en 42.8  por ciento.

La Comisión Europea propuso esta vez rebajar aún más el límite global de emisiones y aumentar su ritmo anual de reducción.

También la Comisión propuso eliminar gradualmente los derechos de emisión gratuitos para la aviación, ajustarse al Plan de Compensación y Reducción del Carbono para la Aviación Internacional (CORSIA), que es de ámbito mundial, e incluir por primera ocasión las emisiones del transporte marítimo en el RCDE UE.

Para responder al hecho de que no disminuyen las emisiones del transporte por carretera y los edificios, se establece un nuevo régimen de comercio de derechos de emisión para la distribución de combustibles para el transporte por carretera y los edificios.

Transporte marítimo

Además, la Comisión planteó aumentar el tamaño de los Fondos de Innovación y Modernización.

Los combustibles del transporte marítimo y aéreo son muy contaminantes. También requieren medidas específicas para complementar el comercio de derechos de emisión.

El Reglamento relativo a la infraestructura de los combustibles alternativos dispone que las aeronaves y los buques tengan acceso a un suministro de electricidad limpia en los principales puertos y aeropuertos.

La iniciativa relativa a los combustibles de aviación sostenibles (ReFuelEU) obligará a los proveedores de combustible a incorporar niveles cada vez mayores de combustibles de aviación sostenibles en el carburante para aeronaves en los aeropuertos de la Unión Europea, incluidos los combustibles sintéticos con bajas emisiones de carbono, llamados electrocombustibles.

Análogamente, la iniciativa relativa a los combustibles del transporte marítimo (FuelEU) estimulará la adopción de combustibles marítimos sostenibles y tecnologías de cero emisiones mediante el establecimiento de un límite máximo para el contenido de gases de efecto invernadero en la energía utilizada por los buques que hagan escala en puertos europeos.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba