América del NorteComercio

Negociaciones sobre azúcar con EE.UU. impactará a 930,000 empleos en México

pleca

Con un día crucial este lunes, las negociaciones sobre las exportaciones mexicanas de azúcar a Estados Unidos impactarán a una rama económica que genera 930,000 empleos directos en México, de acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura.

Para ello, Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, e Ildefonso Guajardo, secretario de Economía de México, se reunirán este lunes en Washington DC, el último día que la administración estadounidense se ha fijado para poder llegar a un acuerdo bilateral.

Los dos gobiernos negocian sobre cuánta azúcar refinada puede México exportar al mercado estadounidense, con la presión del gobierno del presidente Donald Trump para que esa porción sea la más chica posible.

Hasta el 2014, entre los dos países operaba el libre comercio de azúcar, pero ante la posibilidad de que las aduanas estadounidenses impusieran desde el 2015 derechos compensatorios por dumping y subsidios a las importaciones originarias de México, llegaron a los llamados “acuerdos de suspensión”, con los que establecieron límites cuantitativos a exportaciones mexicanas y precios mínimos de ese producto.

Los derechos compensatorios y antidumping suspendidos oscilan de 5.78 a 43.93% y de 40.48 a 42.14%, respectivamente.

La inconformidad de Estados Unidos radica en que la floreciente industria de los melt houses, que convierten el azúcar granulado en líquido (usada en bebidas, helados y productos horneados), está comprando más azúcar mexicana sin refinar, quitando una porción de esta proveeduría a plantas refinadoras estadounidenses.

Según la Secretaría de Agricultura, el sector azucarero de México genera además 2.2 millones de empleos indirectos, y representa 0.4% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, 11.6% del PIB primario y 2.5% del PIB manufacturero.

De no llegarse a un acuerdo, Estados Unidos impondría cuotas por dumping de 40.48% a las importaciones originarias de México por parte de los ingenios de las Empresas Expropiadas del Sector Azucarero (FEESA); de 42.14% a las de Ingenio Tala y Grupo Azucarero Mexicano, y de 40.74% a las demás empresas.

También impondría cuotas por subsidios de 43.93% a las compras de los ingenios de FEESA; de 5.78% a las de Ingenio Tala y Grupo Azucarero Mexicano, y de 38.11% a las demás empresas.

Con los acuerdos de suspensión, México acordó limitar los embarques de azúcar refinado a no más de 53% del volumen total de sus exportaciones al mercado estadounidense en un ciclo de comercialización determinada.

Los observadores de la industria afirman que las refinerías de caña tradicionales que producen azúcar cristalina se han quedado con una menor oferta de azúcar de caña cruda mexicana, incluso a medida que el mercado de azúcar refinado se ha vuelto más competitivo, creando un entorno de mercado difícil para estas refinerías de caña.

A pedido de una coalición amplia de intereses de producción y refinación de azúcar en los Estados Unidos, funcionarios del gobierno estadounidense están explorando posibles modificaciones a los acuerdos de suspensión que podrían abordar el suministro de exportaciones de azúcar cruda a las refinerías de caña tradicionales.

Guajardo ha respondido que, de imponerse las cuotas compensatorias, México aplicaría acciones de represalia en el comercio contra Estados Unidos.

 

Tags
Show More

Related Articles

Deja un comentario y te invitamos a visitar nuestras redes sociales

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
Close
A %d blogueros les gusta esto: