Jets Privados Jets Privados Toluca
América del NorteComercio

La del TLCAN: Una negociación atípica

pleca

Todo terminó donde comenzó, con una simple diferencia. En su campaña, Donald Trump ofreció cambios al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) considerados como inaceptables o “líneas rojas” por México y Canadá. Ahora es lo mismo, sólo que las propuestas están puestas en papel en la mesa de negociaciones.

México y Canadá han dejado más que claro que no cruzarán esas líneas y que ninguno se levantará de la mesa. Es un no rotundo y respaldado por los sectores productivos y los congresos de ambos.

¿Por qué entonces Estados Unidos se aferra a su misma posición? Lo único que en los hechos ha cambiado intermitentemente es la reacción de los mercados financieros. Entre más fricciones y mayores efectos contraproducentes contra México y Canadá se anticipen, sus monedas o sus mercados de valores o pueden caer en esa misma medida. Los especuladores han sido protagonistas.

“Debemos entender que todos tenemos límites”, le dijo Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, a Robert Lighthizer, representante comercial de la Casa Blanca, al término de la cuarta ronda de negociaciones, en Arlington, Virginia.

Las propuestas de Estados Unidos “hacen retroceder el reloj”, le cuestionó Chrystia Freeland, ministra de Relaciones Exteriores de Canadá.

¿Cuál es la estrategia de Estados Unidos? Nadie la entiende. ¿Para presionar? Ya se ha decantado que Canadá y México prefieren el plan B. ¿Para salirse del TLCAN? Muchos dicen que es como darse un balazo en el pie.

“A pesar de nuestras diferencias actuales, debemos asegurarnos de que las decisiones que tomemos hoy no vuelvan y nos atormenten mañana”, le advirtió Guajardo a Lighthizer.

Hay dos esperanzas para quienes están a favor del TLCAN: mientras haya mesa de negociaciones, puede haber un acuerdo para actualizarlo, o en tanto no haya un acuerdo y nadie se salga, el TLCAN seguirá funcionado como hasta ahora.

Algunos creen que Trump puede sacar a Estados Unidos del TLCAN. Pero si este es el propósito por sí mismo, ¿para qué negociar?

Es pertinente una corrección en el inicio de esta historia: Trump prometió en campaña sacar a Estados Unidos del TLCAN. Ahora negocia, aunque con un gran enigma.

Tags
Show More

Related Articles

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
Close
Close
A %d blogueros les gusta esto: