Comercio

Elecciones y TLCAN amplifican riesgos para México: Eurasia Group

pleca

La consultoría estadounidense Eurasia Group afirmó que es probable que el debate sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las elecciones presidenciales se superpongan y amplifiquen los riesgos que cada uno presenta para México.

México tendrá un año difícil. De hecho, 2018 será un momento decisivo para la perspectiva a más largo plazo del país, que dependerá del resultado de la renegociación del TLCAN y de las elecciones presidenciales del 1 de julio.

Para Eurasia Group, ambos tienen importantes riesgos de mercado. Primero, el TLCAN. “Una renegociación exitosa en 2018 todavía es posible. Está lejos de la certeza de que Trump actuará en su amenaza para iniciar el retiro del tratado; incluso si lo hace, esto sería una estratagema para mejorar el apalancamiento de EE. UU. en futuras negociaciones, en lugar de un intento de destruir el acuerdo. Desafortunadamente, ahí es donde las buenas noticias se detienen”, dijo.

La renegociación del acuerdo de 23 años comenzó en agosto pasado y dominó la segunda mitad del año, con escasos resultados. Las propuestas estadounidenses cada vez más proteccionistas han ralentizado las negociaciones.

Canadá, Estados Unidos y México comparten el objetivo de llegar a un acuerdo para renovar el acuerdo a fines de marzo, antes de que comience la campaña presidencial en México. Pero la renegociación exitosa depende de que Estados Unidos suavice su postura; México y Canadá tienen pocos incentivos para comprometerse con la administración de Trump, ya que saben que la comunidad empresarial de Estados Unidos se opone firmemente al retiro del TLCAN.

Si no hay un acuerdo o si Trump inicia un proceso de retiro, esto no marcaría el final del TLCAN, pero pondría fin a las negociaciones. Canadá y México, al menos inicialmente, se irían (se mantendrían en el TLCAN), creando incertidumbre sobre miles de millones de dólares de actividad económica en la región más próspera del mundo.

“Aunque el dolor se compartiría, la economía mexicana y los que invierten en ella sufrirían de manera desproporcionada, dada la profunda dependencia del país del comercio con los EE. UU.”, añadió la consultoría.

Una vez que la campaña presidencial comience en marzo, será muy difícil para los negociadores del gobierno acordar compromisos significativos sin parecer inclinarse ante el “vecino hegemónico” de Estados Unidos.

Además, el candidato favorito de la campaña es Andrés Manuel López Obrador, conocido como AMLO, quien ofrece una retórica antiestadounidense y una plataforma de política económica estatal.

“La ira de los votantes hacia el gobierno se está disparando, gracias a los casos de corrupción de alto perfil, el deterioro de la situación de seguridad y el lento crecimiento económico. La demanda pública de cambio favorece a AMLO, y aunque el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el ministro de Hacienda, José Antonio Meade, apela a los votantes independientes, su asociación con el impopular presidente Enrique Peña Nieto será una carga para su candidatura”, opinó Eurasia Group.

“López Obrador no es tan radical como algunos rivales lo retratan, pero representa una ruptura fundamental con el modelo económico favorable a los inversores, implementado en México desde la década de 1980, particularmente para la reciente apertura del sector energético a inversores privados extranjeros. Las restricciones fiscales y la falta de mayorías en el Congreso limitarían lo que puede lograr, pero una presidencia de AMLO, particularmente si el futuro del TLCAN sigue siendo incierto, acarrearía un riesgo de mercado significativo para México”, concluyó.

Tags
Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
Close
A %d blogueros les gusta esto: