Home 15 América del Norte 15 El CETA, un referente para la renegociación del TLCUEM en indicaciones geográficas
Foto: Gobierno de Canadá. Firma del CETA. En el CETA, se pactó reconocer y proteger a 143 productos con indicación geográfica, de los cuales 23 son españoles, entre ellos el queso manchego, el jamón de Huelva, el turrón de Alicante y la longaniza de Vic.

El CETA, un referente para la renegociación del TLCUEM en indicaciones geográficas

pleca

El Tratado de Libre Comercio entre Canadá y la Unión Europea (CETA, por su sigla en inglés), será un referente en la renegociación del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM) en general, y particularmente respecto a las indicaciones geográficas.

En el CETA, se pactó reconocer y proteger a 143 productos con indicación geográfica, de los cuales 23 son españoles, entre ellos el queso manchego, el jamón de Huelva, el turrón de Alicante y la longaniza de Vic.

La Comisión Europea (CE) publicó en diciembre pasado seis propuestas para actualizar el TLCUEM, actualmente en negociación, que incluyen una protección más amplia de la propiedad intelectual, incluidos los nombres de productos europeos tradicionales denominados “indicaciones geográficas”.

En su tratado con Canadá, la Unión Europea logró incluir una lista de 174 productos protegidos en su denominación de origen, entre ellos el queso manchego de España, el queso roquefort de Francia y la mortadella bologna de Italia.

Se contempla también la posibilidad de añadir en el futuro otras denominaciones de productos a esa lista. Además, algunos productos con indicaciones geográficas destacadas, como el prosciutto di Parma o el prosciutto di San Daniele, podrán venderse finalmente en Canadá con su denominación después de más de 20 años de no poder hacerlo.

México y la Unión Europe firmaron en 1997 un acuerdo de reconocimiento mutuo de indicaciones geográficas, entre ellas para tequila, mezcal, grappa y cognac.

Según el gobierno de España, en ese país hay alrededor de 1.3 millones de puestos de trabajo (10% del total) que dependen de las exportaciones a naciones de fuera de la Unión Europea.

Canadá es el vigésimo socio comercial de España fuera de la Unión Europea. Se calcula que España exportó en 2015 bienes y servicios por unos 1,400 millones de euros al mercado canadiense y que, en sentido inverso, sus importaciones fueron por 1,000 millones. Por tanto, la balanza comercial entre ambos países fue de unos 400 millones de euros a favor de la economía española.

Hay 5.449 empresas españolas que exportan a Canadá, 91% de las cuales son Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes).

Entre los sectores de la economía española que más se beneficiarán del acuerdo con Canadá y de la eliminación de barreras arancelarias, están: el farmacéutico, el de maquinaria y productos eléctricos, el textil, el calzado y el de vehículos de motor. Además, España es uno de los principales exportadores de aceitunas a Canadá.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: