Logística

Comercio marítimo tuvo impactos diferenciados en AL por Covid-19

El comercio marítimo tuvo impactos diferenciados en América Latina por la pandemia de Covid-19, informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La llegada más tardía del Covid-19 hizo que, hasta enero de 2020, esta región mostrara resultados en el comercio marítimo superiores a la media del resto del mundo.

Así, durante el período de enero a junio de 2020, la actividad de comercio marítimo por contenedores de la costa este de América del Sur registró una reducción de 2.4% respecto del mismo período del año anterior.

En Centroamérica, la costa del Caribe y la costa del Pacífico registraron disminuciones de 6.1% y 3.2%, respectivamente.

Por otra parte, en el Caribe se registró una reducción del comercio marítimo de 3.1%, mientras que, en la costa oeste de América del Sur, la disminución fue de 12.2 por ciento.

En México, las caídas fueron de 14.1% en el Golfo y de 14.0% en la costa del Pacífico.

Finalmente, en Panamá, se registraron caídas del comercio más pronunciadas, de -23,1% en la costa del Caribe y de -32,0% en la costa del Pacífico.

Comercio marítimo

La menor actividad comercial por costas puede también analizarse a nivel portuario.

Si bien se observa una reducción del comercio marítimo en contenedores de 6.5% a nivel regional, existe un pequeño grupo de puertos en los que se produjo un crecimiento de la actividad comercial, como Corinto, en Nicaragua (0.9%); Santa Marta, en Colombia (1.5%); Paranaguá, en Brasil (3.8%), y Puerto Castilla, en Honduras (9.7 por ciento).

comercio marítimo, Comercio marítimo tuvo impactos diferenciados en AL por Covid-19comercio marítimo, Comercio marítimo tuvo impactos diferenciados en AL por Covid-19

Para hacer frente a la disminución de la demanda de transporte, las empresas navieras han implementado medidas de contención, como la cancelación de viajes (o blank sailing), que consiste en que, durante una semana, quincena o mes específico —dependiendo de la frecuencia del servicio de línea—, una zona determinada no dispone de un buque para descargar o cargar carga. De esta forma, se reduce la oferta de servicios y se logra mantener —e, incluso en algunas rutas, subir— el flete del transporte marítimo.

Como resultado de este arreglo, se observa una caída de la capacidad de transporte a nivel mundial de más de 2 millones de TEU, lo que representa el 8.8% del total global.

Operadores portuarios

Durante la primera semana de junio de 2020, la flota de portacontenedores inactivos alcanzó un máximo de 551 barcos, cifra que representa 2,72 millones de TEU y equivale a 11.6% de la flota mundial.

Las principales cancelaciones afectaron a las rutas transpacíficas, así como a las de Asia, Europa del Norte y el Mediterráneo.

El número de viajes cancelados durante las tres primeras semanas de julio de 2020 fue un 49% mayor que en el mismo período de 2019.

En lo que respecta a los operadores, Ocean Alliance ha anunciado hasta ahora reducciones de capacidad de entre el 1% y el 4% en la ruta entre Asia y Europa, en comparación con el rango de reducción del 20% al 25% indicado por sus alianzas competidoras 2M y THE Alliance.

En el caso de la ruta transpacífica, las reducciones de Ocean Alliance son del orden del 2% al 5%, en comparación con las de entre el 3% y el 10% en el caso de 2M y entre el 9% y el 15% en el de THE Alliance.

Por último, en el caso de América Latina y el Caribe, entre enero y abril de 2020, se registraron 20 blank sailings en la costa oeste de América del Sur y 4 en la costa este.

 

comercio marítimo, Comercio marítimo tuvo impactos diferenciados en AL por Covid-19

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba