Global

Comercio internacional: guerra en Ucrania y Covid-19

Hay vientos en contra en el comercio internacional por la guerra en Ucrania y la pandemia de Covid-19, indica un análisis del banco Banorte.

Sobre el primero aspecto, Banorte espera que los principales efectos provengan de la reacción de los energéticos y los precios de commodities, tanto por el impacto directo del conflicto, como por las sanciones levantadas contra Rusia para tratar de disuadirla de la guerra.

El aumento de costos probablemente dañará la recuperación de algunos sectores aún más, con márgenes más pequeños para los productores y menores ingresos reales para las familias.

Sobre el segundo punto, los casos de Ómicron se han disparado en China a lo largo de marzo, con lo que se han establecido confinamientos en algunos centros industriales (como Shenzhen) y puertos.

Comercio internacional

Específicamente, en relación a esto último, el gobierno anunció el mayor confinamiento en cerca de dos años para la ciudad-puerto de Shanghái durante los próximos nueve días.

Banorte espera que esto tenga implicaciones relevantes en los flujos del comercio internacional y resulte en una desaceleración en la producción de varios sectores.

En este contexto, cabe recordar que cerca de 20% importaciones a México en 2021 provinieron de China, así que las distorsiones pueden ser importantes.

En febrero de 2021, las exportaciones de productos de México sumaron 46,246 millones de dólares, lo que representó un crecimiento de 27.8% a tasa anual.

El monto implicó un aumento de 16% a tasa intermensual con datos desestacionalizados, su mejor desempeño en los últimos 20 meses.

En señales oportunas, el sector manufacturero en Estados Unidos siguió ganando ritmo en marzo, con el PMI subiendo a 58.5pts.

De acuerdo con S&P Global, el incremento estuvo impulsado por mayor producción, nuevas órdenes y empleo.

Sin embargo, los atrasos y las presiones en precios continúan incrementándose, aunque también con una expansión en inventarios, lo que puede proveer cierto alivio de cara a retos adicionales.

México entró en recesión mucho antes de la pandemia de Covid-19, y la economía se contrajo 0.1% en 2019.

La pandemia afectó duramente a México y una respuesta fiscal austera contribuyó a la profunda contracción económica de México, de 8.3% en 2020, y al aumento de la pobreza.

El FMI estima que el paquete de apoyo fiscal de México totalizó menos de 1% del PIB, el más pequeño entre el G20 y sus pares regionales, a pesar de la modesta deuda pública (61% del PIB en 2020) que es la mediana entre los miembros de mercados emergentes del G20.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: