Logística

Comercio electrónico: la CBP de EU formalizará dos programas

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por su sigla en inglés) busca formalizar el éxito de dos programas piloto relacionados con el comercio electrónico, de acuerdo con un artículo difundido por la Organización Mundial de Aduanas (OMA).

Su objetivo es que la agencia monitoree y proteja contra el comercio ilegítimo, mientras brinda al público los beneficios de los envíos libres de aranceles para las importaciones que califican.

El comercio electrónico representó 10.7% de las ventas minoristas totales en 2019 y 14% en 2020.

Solo en 2020, las ventas de comercio electrónico en Estados Unidos crecieron más de 40% y alcanzaron un valor de 791,800 millones de dólares.

Para las aduanas, el crecimiento del comercio electrónico presenta muchos desafíos.

Aunque los envíos de este tipo de comercio presentan los mismos riesgos para la salud, la seguridad pública y la seguridad económica que los envíos en contenedores, la CBP carece de visibilidad completa de la cadena de suministro del e-commerce debido a la naturaleza compleja y dinámica de la industria.

Comercio electrónico

También el abrumador volumen de paquetes pequeños dificulta que la CBP identifique e intercepte paquetes que presentan un alto riesgo.

Además, los datos electrónicos vagos e inexactos proporcionados por ciertas entidades comerciales representan un desafío importante cuando la CBP se dirige a los envíos.

Para hacer frente a estos desafíos, la Rama de Comercio Electrónico de CBP ha centrado sus esfuerzos en mejorar la gestión del riesgo comercial trabajando en estrecha colaboración con la comunidad comercial.

Aranceles 

En 2019, CBP convocó a un Grupo de Trabajo de Comercio Electrónico (ETF, por su sigla en inglés) de participantes de la industria que cubría todos los aspectos del comercio electrónico para identificar con mayor precisión la naturaleza y el origen de los envíos de la Sección 321.

El Título 19 del Código de los Estados Unidos (USC) §1321 (a) (2) (C) permite a CBP admitir mercancías calificadas libres de impuestos y aranceles, siempre que la mercancía se importe por “una persona en un día” y haya un valor minorista justo total en el país de envío de 800 dólares o menos.

Por otra parte, la Sección 321 (a) (2) (C) de la Ley de Tarifas de 1930, según enmendada (Sección 321), autoriza a la CBP a proporcionar una exención administrativa para admitir, libres de aranceles e impuestos, envíos de mercancías (que no sean obsequios de buena fe) y ciertos artículos personales y domésticos) importados por una persona en un día con un valor minorista justo agregado en el país de envío de no más de 800 dólares. Esta exención se conoce como entrada de minimis.

Programas piloto

En coordinación con la ETF, la CBP trazó un mapa de los modelos comerciales específicos del comercio electrónico, identificó a las partes responsables de la venta y el movimiento de mercancías y estableció qué partes tenían acceso y podían proporcionar datos adicionales con los que evaluar mejor el riesgo del comercio electrónico.

Este esfuerzo por recibir datos electrónicos avanzados para identificar los envíos de riesgo de una manera más efectiva y oportuna sirvió como base para dos programas de prueba, a saber, el piloto de datos de la Sección 321 y la prueba de entrada tipo 86, que la CBP lanzó en julio y septiembre de 2019, respectivamente.

Ahora la CBP está buscando formalizar el éxito de estos dos programas piloto.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba