Logística

Comercio electrónico: el gran pendiente de la OMC

El comercio electrónico es uno de los grandes pendientes en las negociaciones multilaterales, en las cuales se han logrado avances, afirmó Roberto Azevêdo, director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

“Simplemente no era aceptable que la OMC estuviera en el siglo XXI, décadas en una profunda revolución digital, sin discusiones verdaderamente consecuentes sobre el comercio electrónico”, dijo Azevêdo como parte de sus declaraciones de despedida ante el Consejo General este jueves, en Ginebra, Suiza.

“Por lo tanto, comenzamos a probar otros enfoques disponibles en la caja de herramientas de la OMC”, añadió.

Decenas de miembros de la OMC han avanzado en los trabajos para regular el comercio electrónico, pero aún no se define si se presentará como un acuerdo para toda la membresía o se limitará a un determinado número de integrantes de ese organismo.

Por lo pronto, los miembros de la OMC acordaron a mediados de diciembre de 2019 prorrogar las dos moratorias existentes con respecto a los derechos de aduana sobre las transmisiones electrónicas y las reclamaciones “no basadas en una infracción” en el marco del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC).

Desde 1998, los miembros de la OMC han prorrogado periódicamente la moratoria en cada conferencia ministerial y han seguido abordando cuestiones relacionadas con el comercio electrónico en el Consejo del Comercio de Mercancías, el Consejo del Comercio de Servicios, el Consejo de los ADPIC y el Comité de Comercio y Desarrollo, como parte del Programa de Trabajo sobre el Comercio Electrónico.

Comercio electrónico

Azevêdo comentó que grupos de miembros comenzaron a explorar formas innovadoras de avanzar en temas de interés.

“Los conocen a todos: comercio electrónico; facilitación de inversiones para el desarrollo; micro, pequeñas y medianas empresas; la regulación nacional de servicios; y el comercio y el empoderamiento económico de las mujeres”, dijo ante el Consejo General.

“Esta segunda vía de trabajo recibió un impulso importante en la Reunión Ministerial en Buenos Aires en 2017. Desde entonces, esas iniciativas se han convertido en una parte importante del trabajo aquí en Ginebra, con un número creciente de participantes de los mundos desarrollado y en desarrollo, y un espíritu de bienvenida, transparencia e inclusión de los proponentes”, dijo.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba