Comercio electrónico en Rusia está fragmentado

El sector del comercio electrónico de Rusia está relativamente fragmentado, y las dos principales empresas (Wildberries y Ozon) representan en conjunto poco más de 20% del mercado, de acuerdo con un informe de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

No obstante, el volumen de negocios aumentó significativamente durante los últimos cinco años hasta alcanzar los RUB 3 billones en 2020. Una pequeña parte de esas transacciones se exporta (unos RUB 90.000 millones en 2020).

Mientras que Alibaba participa activamente en el mercado como empresa conjunta con una empresa rusa, Amazon, otro participante importante, no ha entrado en el mercado, aunque existen opciones para enviar las mercancías directamente o a través de intermediarios a la Federación de Rusia.

El informe de la OMC agrega que se han establecido condiciones fundamentales para el desarrollo del comercio electrónico, como leyes de protección de los consumidores (en línea), disposiciones en materia de privacidad de los datos y firmas electrónicas.

En general, los consumidores tienen derecho a cancelar los pedidos y a devolver las compras en un plazo de 15 días.

Aunque los productores pueden determinar la duración de las garantías que conceden, por lo general los consumidores pueden presentar reclamaciones en un plazo de dos años en caso de deficiencias, a menos que se haya determinado un plazo de garantía menor.

Comercio electrónico

En Rusia, las empresas deben proporcionar información exacta a los consumidores y deben ser identificables por estos.

En lo que respecta a la protección de los datos, las empresas tienen que mantener la confidencialidad de los datos privados, deben registrarse en el Roskomnadzor antes de poder tratar los datos y deben obtener el consentimiento (que puede retirarse) de las personas cuyos datos se tratarán, con algunas excepciones previstas en la ley.

Asimismo, los mensajes electrónicos relativos a la promoción de productos o servicios y a campañas políticas requieren el consentimiento previo de los destinatarios.

Tanto las firmas manuscritas como las electrónicas tienen validez para todos los contratos comerciales, y existen distintos niveles de certificación del signatario.

En enero de 2021 entraron en vigor nuevas normas sobre la venta al por menor, que básicamente reflejan una serie de documentos anteriores e introducen nuevos elementos pertinentes para el comercio electrónico, como el requisito de que los vendedores confirmen los pedidos, procedimientos más sencillos para la entrega de las mercancías a distancia o normas sobre las ventas automatizadas.

La Federación de Rusia participa en la iniciativa relativa a la Declaración Conjunta sobre el Comercio Electrónico.

Los principales obstáculos al desarrollo del sector en 2017 tenían que ver con la lentitud en la entrega de los paquetes, aunque según los informes la situación ha mejorado significativamente, ya que las empresas se han adaptado a las pautas de compra relacionadas con la Covid-19.

DHL y UPS

El mercado de los servicios de mensajería está relativamente concentrado, y los tres principales participantes dominan el mercado, si bien los principales actores internacionales también participan activamente.

La mayor parte de las compras en línea se envían a través de la empresa estatal federal unitaria Russian Post o EMS, mientras que también operan servicios de mensajería como DHL y UPS.

El umbral de minimis para los pequeños envíos transfronterizos se fijó en EUR 500 y/o 25 kg el 1 de enero de 2019, y en EUR 200 el 1 de enero de 2020.

Aunque en el pasado la mayor parte de los envíos se pagaban en efectivo, la parte correspondiente a los pagos en línea ha aumentado considerablemente en los últimos años.

 

Salir de la versión móvil