Mercados

Cofece: en el sistema ferroviario de México se dificulta derechos de paso

En México existen dificultades para ejercer los derechos de paso actuales y establecer nuevos, opinó la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofece).

La Cofece fijó esa posición como parte de su Estudio de competencia en el servicio público de transporte ferroviario de carga, en una versión para hacer comentarios públicos.

Los derechos de paso permiten que los trenes de un concesionario transiten en las vías de otro mediante el cobro de una contraprestación, por lo que es un mecanismo importante para aumentar la conectividad e introducir cierta presión competitiva.

No obstante, existe poca utilización de los derechos de paso puesto que, de los 54 derechos de paso factibles de utilizar, 10 no se utilizan y en once no se encontró evidencia de que se estén aprovechando.

Sólo pudo comprobarse que se usa 61% de los derechos de paso establecidos.

Estos problemas se acentúan, según la Cofece, porque:

  • El uso de los derechos de paso tiene restricciones para su uso y su interpretación está a cargo de los concesionarios.
  • La ARTF no ha emitido disposiciones o condiciones técnicas que definan los criterios para utilizar los derechos de paso existentes o nuevos.
  • La longitud de los nuevos derechos de paso que pueden otorgarse está restringida a la longitud de las vías que le fueron otorgadas en concesión.

Cofece

Ferromex y KCSM operan las dos redes más grandes (71% de la red operada) y concentran las concesiones en la mayoría de los nodos más importantes en cuanto a volumen de carga, incluyendo todos los pasos fronterizos del norte del país y puertos con mayor volumen de comercio internacional, lo que les permite mover hasta 82% de la carga en el sistema.

Desde el ángulo de la Cofece, el sistema se diseñó para que los concesionarios con las redes más cortas dieran acceso abierto a sus vías a los concesionarios con las redes más grandes, antes de que ocurriera el acceso recíproco, lo que incide en que la “cancha no sea pareja” entre los pequeños y grandes concesionarios.

“Un diseño de la red más simétrico entre concesionarios, con duraciones de exclusividades similares, hubiera dado lugar a mayor competencia en el sistema, al emparejar el poder de negociación entre los competidores para acceder a las otras redes”, dijo.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba