Jets Privados Jets Privados Toluca
América del NorteAsiaComercio

China y Estados Unidos frenan aranceles adicionales

Estados Unidos y China acordaron el fin de semana reducir sus tensiones comerciales y frenar los aranceles adicionales programados.

Después de reunirse durante más de una hora con su homólogo chino, Xi Jimping, al margen de la cumbre de líderes del G-20 en Osaka, Japón, el presidente Donald Trump confirmó que Estados Unidos no avanzará con un arancel del 25% sobre 300,000 millones de dólares en importaciones chinas.

También Trump dijo que China convino incrementar las importaciones de productos agrícolas de Estados Unidos.

Trump ni Xi divulgaron un plazo para cerrar las negociaciones.

Aranceles en su cuarta fase

El 5 de mayo de 2019, el presidente Trump twiteó que las negociaciones comerciales iban “muy lentamente” y que China estaba tratando de “renegociar” compromisos comerciales anteriores.

Luego ordenó que los aumentos de aranceles en virtud del tercer tramo de la Sección 301 se incrementaran del 10% al 25%, lo que finalmente ocurrió.

Al mismo tiempo, la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés) inició un proceso de aumentar los aranceles en 25% sobre casi todas las importaciones estadounidenses restantes de China, valoradas en 300,000 millones de dólares.

Por su parte, el 13 de mayo, China anunció que aumentaría (lo que también cumplió) los aranceles para muchos de los productos en su tercer tramo de represalia.

Demandas mutuas

China sostiene que las conversaciones comerciales se han roto porque Estados Unidos ha “persistido con demandas exorbitantes”, incluidas las cuestiones relacionadas con los “asuntos soberanos” de China.

De acuerdo con un análisis del Congreso estadounidense, un conflicto comercial prolongado entre Estados Unidos y China podría reducir drásticamente los lazos comerciales bilaterales e interrumpir las cadenas de suministro internacionales y disminuir el crecimiento económico global.

Los datos del primer trimestre de 2019 muestran que las exportaciones y las importaciones de Estados Unidos a y desde China cayeron 19.6% y 13.9%, respectivamente, año tras año.

Muchos economistas advierten que imponer aranceles en casi todos los productos de China podría ser costoso para los consumidores y las empresas estadounidenses que dependen del comercio con China.

Además, China podría tomar represalias aún más frenando las operaciones de las empresas con inversión estadounidense en China, reducir sus tenencias de valores del Tesoro estadounidense y recortar las exportaciones de material de tierras raras a los Estados Unidos.

 

pleca

Etiquetas

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: