AsiaComercio

China tiene solidez en comercio internacional

La solidez del comercio internacional en China ha compensado en parte la debilidad de la demanda interna, indicó el Banco de Desarrollo Asiático (ADB, por su sigla en inglés).

Las exportaciones chinas de mercancías en los cinco primeros meses del año en curso aumentaron 13.3% y las importaciones 7.5 por ciento.

En particular, las exportaciones a Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático crecieron a tasas de dos dígitos.

Por ahora, el ADB revisó a la baja su previsión de crecimiento para Asia Oriental, de 4.7% a 3.8% para 2022, ya que el crecimiento en la República Popular de China será más débil de lo previsto.

La economía de China se vio afectada por nuevos casos de Covid-19 en Shanghai y otras ciudades, seguidos de cierres que duraron varias semanas y que pesaron sobre el consumo y la inversión a principios del segundo trimestre.

Mientras que en los primeros cinco meses de 2022, se estima que el crecimiento de las ventas al por menor se contrajo 4% en términos reales, la inversión nominal en activos fijos aumentó 6.2%, pero el crecimiento de la inversión en manufacturas e infraestructuras se ha ralentizado y la inversión inmobiliaria ha disminuido.

Además de la debilidad inducida por el cierre del consumo de los hogares, otro lastre para la economía china es que el mercado de la vivienda no se ha estabilizado.

Comercio internacional y construcción

Según el ADB, los precios medios de las viviendas nuevas en 70 grandes ciudades cayeron 0.8% interanual en mayo de 2022, a pesar de la reducción del tipo mínimo de las hipotecas para los compradores de primera vivienda y de la rebaja de 15 puntos básicos del tipo de interés de los préstamos a cinco años en mayo.

Debido a que la demanda de los hogares se ha visto afectada por los recientes brotes de Covid-19, lo que se suma a las tensiones existentes en el mercado inmobiliario, la previsión de crecimiento para China se ha revisado a la baja en un punto porcentual, hasta 4% en 2022.

Esta previsión supone una recuperación gradual del consumo de los hogares, la estabilización del sector inmobiliario, un repunte de la inversión en infraestructuras en el segundo semestre y medidas gubernamentales para impulsar la oferta de crédito.

La previsión para 2023 se mantiene sin cambios, ya que los efectos de arrastre de la aceleración del crecimiento en el segundo semestre de 2022 se verán probablemente atenuados por los esfuerzos de consolidación fiscal del próximo año.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba