Inversiones

China sube flujos de inversiones extranjeras a pesar de tendencia mundial a la baja

China subió los flujos de inversiones extranjeras a pesar de la tendencia descendente mundial, destacó el gobierno chino.

En 2018, la inversión extranjera desembolsada se cifró en 138,310 millones de dólares, con un aumento interanual de 1.5 por ciento.

Después, en 2019, estos mismos flujos totalizaron 141,230 millones, un alza de 2.1% anual.

Finalmente, en 2020, la inversión extranjera desembolsada ascendió a 149,340 millones de dólares, con un avance de 5.7% año contra año.

Asimismo, en 2020, las inversiones extranjeras directas en China tuvieron las siguientes características.

Primero, alcanzaron una magnitud sin precedentes. A pesar del fuerte descenso de la inversión directa mundial, las inversiones directas en China mantuvieron la tendencia ascendente, logrando avances en la cuantía total de IED, en la tasa de crecimiento y en su participación mundial.

Segundo, la distribución sectorial de la inversión extranjera ha seguido optimizándose. La IED en el sector de los servicios alcanzó la cifra de 117,260 millones de dólares, lo que representa un aumento interanual del 13.6 por ciento. La IED en las industrias de alta tecnología alcanzó los 42,760 millones, con 9.5%, más en términos anuales y representó 28.6% de la IED total.

Tercero, las principales fuentes de IED se mantuvieron estables. La inversión de las 15 principales fuentes de IED experimentó un crecimiento interanual de 4.7 por ciento.

Cuarto, se ha aprovechado mejor el fuerte potencial de desarrollo regional.

La inversión extranjera en las regiones orientales se incrementó 7.1%, y las zonas francas experimentales atrajeron 17.9% de la IED total de China.

Flujos de inversiones

La inversión directa en el extranjero generó empleo y mejoró los ingresos fiscales de los países receptores. 2.17. En 2018, 2019 y 2020, las inversiones directas en el extranjero ascendieron a 143,040 millones, 136,910 millones y 132,940 millones de dólares, respectivamente.

Al mismo tiempo, los flujos de inversiones de las empresas chinas en los países receptores generaron empleo local y mejoraron los ingresos fiscales de esos países.

En 2019, las empresas chinas presentes en el extranjero aportaron un total de 56,000 millones de dólares en ingresos fiscales a los países o regiones receptores de sus inversiones.

A finales de 2019, las empresas chinas presentes en otros países empleaban a 2,266 millones de trabajadores extranjeros, lo que representaba 60.5% de la plantilla total de esas empresas en el exterior.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba