Mercados

China reduce de 36 a 18.4% participación de exportaciones en su PIB

China redujo de 36% en 2006  a 18.4% en 2019 la participación de sus exportaciones de bienes y servicios en su PIB, destacó un análisis del Parlamento Europeo.

Consecuentemente China depende ahora menos de las exportaciones.

Sin embargo, en 2018, el gasto en consumo final de China como porcentaje de su PIB fue de 55%, por debajo del máximo de 67.4% en 1983.

Esto es extremadamente bajo en comparación con otras grandes economías emergentes como Brasil e India (85.7 y 70.4% respectivamente) y con economías avanzadas como Canadá, Alemania y Estados Unidos (79, 72 y 82%, respectivamente).

De acuerdo con el mismo análisis, China ha tomado medidas para realinear su modelo de crecimiento económico en varias ocasiones.

Desde mediados de la década de 2000, y sobre todo después de la crisis financiera mundial de 2008, un esfuerzo anterior para reducir la dependencia de las exportaciones de la economía de China se conoce como la estrategia de “reequilibrar” la economía china.

Se suponía que la economía de China cambiaría de un modelo de crecimiento de dos dígitos excesivamente orientado a las exportaciones y la inversión a una “nueva normalidad” de tasas de crecimiento más bajas pero más sostenibles con un mayor énfasis en el consumo interno, los servicios y la innovación local.

Exportaciones

Este enfoque de reequilibrio ha incluido reformas estructurales del lado de la oferta, especialmente para reducir el exceso de capacidad en áreas como el acero y el aluminio, pero la reforma del lado de la demanda claramente se ha quedado atrás.

Con 38.8% (2019), la participación del consumo de los hogares privados chinos en el PIB nominal es particularmente baja.

Por lo tanto, existe un enorme potencial sin explotar que pueden aprovechar tanto las empresas chinas como las extranjeras.

China and its peers: Imports and exports

El paradigma de desarrollo de circulación dual más orientado hacia el interior de China y hacia una mayor autosuficiencia, acelera la implementación de programas de innovación autóctonos liderados por el estado, como “Made in China 2025”, lanzado en 2015 y que puede verse como una forma mucho más temprana del “desacoplamiento” chino.

 

Publicidad
Mostrar más

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: