Global

China finaliza proceso de aprobación de la RCEP

China depositó formalmente este viernes la carta de aprobación del Asociación Regional Económica Integral (RCEP, por su sigla en inglés) ante el Secretario General de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por su sigla en inglés).

Con ello, China finaliza el proceso de aprobación de la RCEP.

Antes, el 15 de noviembre, los 10 miembros de la ASEAN, así como China, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda firmaron la RCEP, en negociación durante ocho años.

La RCEP es un tratado de libre comercio (TLC) centrado principalmente en la reducción de aranceles para el comercio intrarregional de bienes, formalizando efectivamente muchos acuerdos bilaterales existentes en lugar de promover un marco completamente nuevo.

Según un análisis del gobierno estadounidense, la RCEP evita las normas y reglas laborales y ambientales sobre empresas de propiedad del Estado que supuestamente podrían brindar protección a los signatarios contra las prácticas económicas que distorsionan el comercio de China.

A pesar de su alcance limitado en comparación con otros TLC, el tamaño de la membresía de la RCEP hace que el acuerdo sea económicamente significativo.

Con miembros que comprenden la RCEP que constituyen el 30% del PIB mundial y de la población mundial, el acuerdo comercial se encuentra entre los más grandes del mundo.

El acuerdo uniforme sobre las reglas de origen estipula que las mercancías enviadas transnacionalmente dentro de los estados miembros de la RCEP cuentan como producidas localmente y califican como exentas de aranceles siempre que al menos 40% del contenido provenga de cualquier combinación de miembros integrantes.

RCEP

Otras disposiciones tienen por objeto reducir las barreras no arancelarias, como los procedimientos aduaneros y de cuarentena y las normas técnicas incongruentes.

Según el mismo análisis, estos cambios mejoran la flexibilidad y la facilidad con la que las empresas pueden establecer cadenas de suministro que abarcan varios países, lo que beneficia a las redes de producción regionales de las multinacionales japonesas y surcoreanas en el sudeste asiático.

Si bien también facilita la expansión de las empresas chinas en la región, el RCEP probablemente acelerará el papel cada vez mayor de Vietnam, Malasia y Tailandia como destinos alternativos de fabricación a China para las multinacionales no chinas.

El alcance de los bienes, servicios y normas regulatorias cubierto en el RCEP es estrecho.

El acuerdo abarca alrededor de 90% de los aranceles, comparativamente bajo para un TLC, y es ligero en el comercio de servicios y bienes agrícolas.

Más allá de su alcance más limitado, el RCEP en muchos casos codifica la eliminación de aranceles sobre artículos ya exentos a través de otros acuerdos.

 

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba