Mercados

China contribuyó con 30% al crecimiento económico del mundo

China contribuyó con 30% al crecimiento económico del mundo en la última década, destacó el Banco Popular de China (BPC).

El BPC es el banco central de la República Popular China con el poder de controlar la política monetaria y regular las instituciones financieras en China continental.

Como la segunda economía más grande del mundo, China hizo un promedio de 30% en la contribución real al crecimiento económico mundial durante la última década.

Ya China no es un receptor pasivo del efecto de derrame de las políticas macro de las economías avanzadas y tiene sus propias políticas macroeconómicas que manifiestan tal efecto, indicó el BPC.

Además, añadió en un reciente informe, China ha estado aplicando políticas monetarias convencionales desde 2020, y es una de las pocas economías principales que lo hace.

Para el BCP, las políticas monetarias convencionales tienen las siguientes tres características:

  1. Tasa de interés permanece dentro del rango normal, sin caer a cero o en territorio negativo.
  2. Balance del banco central es básicamente estable, y la función de creación de dinero basada en el mercado de los bancos se pone en juego con normalidad y eficacia.
  3. Ritmo de crecimiento del dinero y el crédito está muy por debajo del nivel durante las respuestas a la crisis financiera mundial en 2009.

Crecimiento económico

“En conjunto, China maneja de manera justa un equilibrio a largo plazo de impulsar el crecimiento y prevenir riesgos mediante la aplicación de una política monetaria convencional”, dijo el BPC.

En 2020, argumentó el BPC, con un crecimiento de la economía del 2.3%, China es la única economía importante que ha logrado un crecimiento positivo, lo que conduce a impulsar una recuperación económica mundial y a promover la normalización de políticas monetarias en otras economías importantes.

Optimismo chino

Desde la perspectiva del BPC, la economía de China ha mostrado una recuperación constante, con un fortalecimiento constante y una mejora constante, la calidad de la oferta ha aumentado, la demanda ha seguido recuperándose, la vitalidad del mercado se ha liberado continuamente, se han garantizado el empleo y los medios de vida de las personas, y un desarrollo de alta calidad ha logrado nuevos resultados.

En el primer trimestre de 2021, el Producto Interior Bruto (PIB) aumentó 18.3% interanual y la tasa de crecimiento promedio de dos años fue de 5.0 por ciento.

Para concluir, el índice de precios al consumidor (IPC) se mantuvo estable interanual y el impulso de crecimiento del comercio de importación y exportación se mantuvo estable.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba