California y México: desafíos para la agricultura

Históricamente, California y México han producido la mayor parte de los productos frescos que se venden a los consumidores en Estados Unidos.

Pero, según la empresa AppHarvest, las prácticas agrícolas insostenibles, los cambios estructurales en los recursos hídricos y la excesiva dependencia de los productos químicos, que pueden ser perjudiciales para las personas de diversas maneras, han degradado grandes franjas de tierra cultivable.

A nivel mundial, se calcula que aproximadamente un tercio de las tierras de cultivo están al menos parcialmente degradadas. AppHarvest refiere que esta cifra podría aumentar hasta más de 90% de las tierras cultivables a menos que se produzca un cambio significativo en las prácticas e infraestructuras agrícolas.

Además, los cambios en los patrones meteorológicos que se cree que son resultado del cambio climático están acelerando la amenaza a las regiones agrícolas existentes.

La reducción de las precipitaciones y las condiciones cada vez más calurosas en ciertas regiones de cultivo están aumentando la demanda y el consumo de agua de riego.

Dos tercios de México son áridos o semiáridos, con precipitaciones anuales inferiores a 500 milímetros.

Al mismo tiempo, el Instituto de Políticas Públicas de California calcula que entre 500,000 y 780,000 hectáreas tendrían que quedar en barbecho para que los acuíferos naturales del estado se reequilibraran.

California

La continua dependencia de las importaciones pone en riesgo el suministro de alimentos de los Estados Unidos, tanto en caso de eventos naturales como de desestabilización política.

Ya la pandemia Covid-19 puso de manifiesto este riesgo. Durante la pandemia, la cadena de suministro se ha visto interrumpida y las importaciones de alimentos han sido, en ocasiones, retrasadas o incluso canceladas.

Un suministro reducido o retrasado de productos puede tener un impacto pronunciado en las tiendas de comestibles, que generalmente operan con márgenes financieros estrechos y prácticas de inventario justo a tiempo.

Asimismo, agrega AppHarvest, una cadena de suministro consistente y fiable es vital para el sector de la distribución de comestibles, que intenta ajustar estrechamente el suministro de productos perecederos a la demanda de los clientes a corto plazo.

AppHarvest cree que la Agricultura en Ambiente Controlad (CEA), que proporciona productos más fiables, sostenibles y de mayor calidad, producidos de acuerdo con normas de seguridad alimentaria mucho más estrictas, es una solución óptima para la dependencia de la industria de comestibles de las importaciones, y que habrá una fuerte preferencia entre los distribuidores y las tiendas de comestibles para cambiar de las importaciones a la CEA a medida que se disponga de más oferta de la CEA.

La demanda de agricultura sostenible y de nuevas infraestructuras de CEA se ha visto amplificada por los efectos del cambio climático y otros factores medioambientales.

Agricultura

Las instalaciones de AppHarvest están bien posicionadas para aprovechar los niveles de precipitación relativamente altos de Kentucky, capturando y reciclando las precipitaciones en grandes estanques de retención in situ en nuestras instalaciones de CEA de Morehead y en otros CEA planificados, para satisfacer nuestras necesidades de riego en curso.

AppHarvest cree que el CEA es la solución global para hacer frente a la creciente demanda de frutas y verduras frescas, para compensar la disminución de la disponibilidad de tierras de cultivo de alta calidad, y para mitigar el efecto del cambio climático en la agricultura.

Mediante el uso de tecnología punta, la empresa espera, a plena capacidad de producción, poder cultivar hasta 30 veces más productos en una sola hectárea de interior en comparación con una sola hectárea de exterior cultivada de forma tradicional.

 

Redacción Opportimes

Salir de la versión móvil