Automotriz

Bridgestone: guayule vs caucho natural para neumáticos

Bridgestone, una multinacional japonesa fabricante de piezas de automóviles y camiones, realiza inversiones para utilizar el guayule como sustituto del caucho natural para la producción de neumáticos.

¿El problema actual? El caucho natural, extraído del árbol del caucho de Para, es un componente clave de todos los neumáticos. Pero el crecimiento y el cultivo del caucho presentan desafíos. En concreto, el suministro de árboles de caucho Para está concentrado geográficamente, está sujeto a enfermedades y al cambio climático, y su cultivo requiere mucha mano de obra.

Pero hay alternativas en el horizonte. El guayule se muestra muy prometedor como solución para diversificar el suministro de caucho natural entre diferentes especies de plantas y en varios climas.

¿Qué es el guayule? Un arbusto de hoja perenne de la familia de los ásteres. Esta planta, muy tolerante a la sequía, es originaria del desierto de Chihuahua, en el norte de México, y del suroeste de Estados Unidos.

El guayule acumula caucho en la capa de la corteza como respuesta al estrés por el frío, de forma casi idéntica al caucho natural cosechado en el árbol del caucho.

Bridgestone destaca que el guayule no compite con los cultivos alimentarios y es apto para la mecanización.

También la plantación de más guayule podría ampliar las tierras verdes que contribuyen a aumentar la absorción de CO2.

Bridgestone

Para poner el guayule en uso práctico, Bridgestone ha estado invirtiendo en un esfuerzo de investigación y desarrollo para centrarse en el guayule desde 2012 y ha acumulado tecnologías y conocimientos relacionados con la agricultura, el procesamiento y el uso en los neumáticos, incluyendo el desarrollo de neumáticos con 100% de sus componentes que contienen caucho natural derivados del guayule, y la propagación a gran escala a través de la innovación abierta.

Como nueva iniciativa, en el centro de Arizona, BSAM está ampliando el número de agricultores locales con los que trabaja para convertir sus tierras de labranza en cultivos de guayule, que han servido como alternativa a los cultivos que anteriormente fracasaban debido a la creciente escasez de agua.

En 2022 se plantarán 200 acres de nuevos campos de guayule. Esta iniciativa es el resultado directo del acuerdo de BSAM con la Environmental Defense Fund, una ONG que participa activamente en las soluciones a la escasez de agua del río Colorado que se utiliza para el riego en esta zona.

Bridgestone indica que seguirá impulsando con el objetivo de que el guayule se utilice de forma práctica en 2026 y se produzca y comercialice a gran escala en 2030.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba