Empresas

BMV y BIVA: las bolsas de valores en México

La BMV es una empresa pública que opera por concesión de la SHCP, siguiendo la normativa contenida en la Ley del Mercado de Valores.

Las acciones de la BMV son susceptibles de negociarse en el mercado de valores; en junio de 2008 se llevó a cabo la oferta pública inicial de las acciones representativas de su capital social.

Alrededor de la BMV se ha constituido el Grupo BMV, conformado por empresas que ofrecen servicios integrales para facilitar la operación y post-negociación del mercado de valores y derivados en México.

BMV

El grupo opera, aparte de la BMV en sí, una bolsa de productos derivados, una empresa de corretaje de valores y derivados OTC (over-the-counter), el depósito central de valores en México donde se realiza la custodia y liquidación de valores, una cámara de compensación de valores y otra de derivados, así como una empresa de valuación de precios y servicios de administración de riesgos.

Al 31 de diciembre de 2021, BMV contaba 483 emisoras inscritas, sin considerar el sistema internacional de cotizaciones (SIC).

Por otra parte, BIVA recibió la concesión otorgada por la SHCP en agosto de 2017, iniciando operaciones el 25 de julio de 2018, y cuenta con el respaldo de la plataforma tecnológica de Nasdaq y de su principal accionista Central de Corretajes, quien además de BIVA posee dos empresas de corretaje de valores y derivados OTC, así como una empresa de valuación de precios.

BIVA

Con la creación de la nueva bolsa de valores se ha generado mayor competencia entre las empresas, y mayor participación de estas en el mercado bursátil.

El Consejo de Administración de BIVA es el órgano responsable de dar cumplimiento a su objeto social, sus funciones comprenden la planeación, organización, dirección, evaluación, control y cumplimiento normativo, de conformidad con lo requerido por la Ley del Mercado de Valores.

Ese Consejo se integra por consejeros temporales y revocables, que pueden ser accionistas o personas ajenas a BIVA, de los cuales, cuando menos 25%, deben ser miembros independientes y contar con experiencia, capacidad y prestigio profesional.

En relación con los consejeros, estos deben desempeñar en todo momento sus funciones libres de conflictos de interés, evitando tener cualquier vínculo personal, patrimonial o económico con BIVA.

Al cierre de 2021, BIVA contaba con 66 emisoras inscritas, sin considerar las listadas en el SIC

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba