América del NorteComercio

Banorte: pros y contras en las exportaciones e importaciones mexicanas

El área de análisis de Banorte destacó este jueves que el principal impacto en el comercio exterior de México podría concentrarse en las importaciones, principalmente bienes de consumo –tanto petroleros, como no petroleros– ante niveles de movilidad en general a la baja (reduciendo la demanda por gasolina) y centros comerciales y otras tiendas no esenciales cerradas.

Además, otros riesgos idiosincráticos prevalecen, según Banorte. Dentro de ellos, nota que se implementaron nuevos bloqueos férreos en Michoacán, los cuales podrían afectar nuevamente el tráfico de mercancías en el puerto de Lázaro Cárdenas.

Por su parte, la debilidad en la demanda doméstica, ante la ausencia de un estímulo significativo a nivel local, probablemente se extenderá en los próximos meses.

Por el contrario, añadió Banorte, un factor positivo es la continuidad del plan de infraestructura público privado, el cual –de acuerdo con la propuesta original– debería de haber contado con 24 proyectos en operación en enero (de un total de 68), posiblemente apoyando las importaciones de bienes de capital, mismas que han ido avanzando de manera moderada en términos secuenciales.

Banorte

Sobre factores externos, los PMIs en Estados Unidos siguieron aumentando en enero.

El Banco resaltó el indicador manufacturero en 59.1 puntos, su nivel más alto desde mediados de 2014. De acuerdo con Markit, “nuevos pedidos” y “producción” se expandieron con fuerza a pesar de destacar la falta de materias primas, lo cual podría sugerir debilidad en nuestro país.

Mientras tanto, el despliegue de las vacunas continúa a un ritmo favorable y el optimismo sobre un mayor estímulo fiscal es alto, incluso a pesar de enfrentar algunos retos en el Senado.

Además, comentarios recientes de varios oficiales en Estados Unidos sugieren que la presión sobre China continuará, lo cual podría ser benéfico para México, aunque probablemente con mayor impacto solo en el mediano plazo. Considerando esto, Banorte juzga que la incertidumbre sobre el desempeño en el corto plazo ha aumentado, con una buena posibilidad de mayor debilidad hacia adelante.

No obstante, el banco está más positivo ante un panorama de mediano plazo en el cual los procesos de vacunación continúan a lo largo del mundo, las tensiones con Estados Unidos disminuyen y se implementan estímulos económicos importantes en dicho país que tendrían una derrama favorable en México.

Adicionalmente, conforme la vacunación también avanza en México, se podría ver una recuperación más significativa de la demanda doméstica.

 

Publicidad
Mostrar más

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: